Científicos relacionan una alteración cerebral con el desarrollo de la anorexia nerviosa

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Las mujeres que desarrollan anorexia nerviosa muestran una alteración de la actividad química de su cerebro, relacionada con la ansiedad y otros trastornos emocionales, incluso un año después de su recuperación, según un estudio publicado en la ultima edición de la revista especializada “Archives of General Psychiatry”.

La anorexia nerviosa, un trastorno que provoca en los pacientes una extrema delgadez y la constante sensación de estar obesos, tiene dos subtipos: los pacientes que restringen las comidas (AN restrictiva), y aquellos que alternan la dieta con episodios de bulimia, en los que vomitan después de una comida copiosa (AN bulímica).

El estudio, realizado por expertos de Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), muestra que las alteraciones en la actividad de la serotonina (un componente cerebral que participa en la comunicación entre células nerviosas), podría contribuir en la alteración del apetito, además de jugar un papel en el desarrollo de la ansiedad, comportamientos obsesivos y pérdida del control.

Los responsables del estudio compararon la actividad de la serotonina en mujeres que se habían recuperado de ambos tipos de anorexia nerviosa, con la de otro grupo de mujeres sanas, utilizando la tecnología de tomografía por emisión de positrones (PET).

Los investigadores inyectaron una molécula capaz de contactar con el receptor de la serotonina de la misma manera que lo hace esta sustancia en las áreas específicas del cerebro. Esta molécula actuó como un marcador de las alteraciones en la actividad neuronal.

De esta manera, detectaron un incremento de la actividad en su molécula en un gran número de regiones cerebrales de aquellas mujeres que se habían recuperado de bulimia. Esto mismo, sin embargo, no ocurrió con las pacientes de la variante de anorexia restrictiva.

En el acaso de las mujeres que padecieron bulimia, sus receptores se relacionaron con un tipo de ansiedad. “En definitiva, este estudio de mayor credibilidad a la posibilidad de que las mujeres con bulimia tienen una alteración persistente del sistema neurona que podría estar relacionado con un aumento de la ansiedad”. concluyen los autores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *