Una excavación en el yacimiento de Camporrobles (Valencia) saca a la luz una cisterna del siglo IV a.C.

VALENCIA, 3 (EUROPA PRESS)

Los trabajos de excavación llevados a cabo durante este año 2005 en el yacimiento del Molón de Camporrobles han permitido la recuperación de una cisterna del siglo IV antes de Cristo, de la civilización ibérica, informaron hoy fuentes de la Generalitat.

En la localidad valenciana de Camporrobles, se encuentra una de las excavaciones arqueológicas más importantes cuyos trabajos están siendo llevados a cabo gracias al convenio existente entre la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano de la conselleria de Cultura, Educación y Deporte, el Ayuntamiento de Camporrobles y la Universidad de Alicante.

Las excavaciones de este yacimiento conocido como El Molón de Camporrobles, permitieron estudiar la existencia de dos poblados superpuestos. El primero ejecutado durante la Edad de Hierro, data del s. VIII a de C hasta la mitad del I a. de C., y fue ocupado por la civilización ibérica hasta su abandono. La civilización islámica, construye entre el siglo VIII y el X d. de C. lo que se conoce como el segundo poblado, que oculta parte del primero.

Los trabajos llevados a cabo durante este año 2005, permitieron excavar en su totalidad y sacar a la luz la cisterna de época ibérica existente dentro del poblado, la cual había quedado en parte oculta por la reutilización del espacio por parte de la civilización islámica con otras construcciones.

Esta cisterna, de forma cuadrada y con las esquinas redondas, está tallada en la roca y se halla revestida de sillares con una capa de impermeabilización de arcilla. Sus dimensiones son ocho metros de lado y dos metros de profundidad. La capacidad es de 120.000 litros.

Por las pruebas realizadas, los técnicos han datado su construcción en el siglo IV a. de C., aunque fue abandonada en el siglo I a. de C., destacaron las citadas fuentes.

En cuanto a los restos hallados a través de las excavaciones realizadas, resaltaron la muralla y las tres cisternas del primer poblado. En cuanto al poblado islámico, este se ha conservado completo al no haber sufrido construcciones posteriores que hayan ocultado los muros de las casas.

Los especialistas destacaron la existencia de una Mezquita islámica pero de carácter rural por el diseño tosco y sencillo, a diferencia de la urbanas más ornamentadas. Las dimensiones son de 17 metros de largo por cuatro metros de ancho, concluyeron las mismas fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *