Investigadores españoles descubren que un suplemento de hormona tiroidea podría tratar alteraciones psiquiátricas

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (CSIC) ha descubierto que una mutación en un receptor de la hormona tiroidea (el alfa 1), que no habría sido detectada hasta ahora en fase clínica, puede estar en la base de determinadas alteraciones psiquiátricas relacionadas con la ansiedad profunda.

Es más, la investigación desarrollada en ratones transgénicos a los que se les había practicado dicha mutación en la hormona tiroidea, revela que dichas alteraciones podían ser tratadas con éxito en ejemplares adultos mediante un suplemento de hormona tiroidea en la dieta, lo que abre la puerta a un tratamiento en humanos de diversos trastornos relacionados con el estado de ánimo.

Juan Bernal, profesor investigador del CSIC en el Instituto Alberto Sols, declaró hoy a Europa Press que, “si bien es complicado traducir al ser humano la efectividad terapéutica de la investigación en ratones, las alteraciones psiquiátricas objeto de interés con esta investigación podrían ser el autismo, la agorafobia o el miedo a lo novedoso”.

La investigación, realizada en el propio Insituto Alberto Sols, tuvo su origen en la colaboración del científico sueco Bjorn Vennstrom, quien trajó a España los ratones modificados genéticamente a los que se sometió a dicha investigación. El trabajo ha sido avanzado por el Cold Spring Harbor Laboratory de Estados Unidos y será publicado en el número de spetiembre de “Gene and Development”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *