La tuberculosis podría tener una antigúedad de millones de años

WASHINGTON, 19 (EP/AP)

La enfermedad de la tuberculosis podría haber existido durante millones de años, mucho más tiempo del que se pensaba, según un estudio del Instituto Pasteur de París.

Las investigaciones iniciales del estudio genético del bacilo que provoca la tuberculosis habían llevado a calcular que la enfermedad pulmonar que se cobra tres millones de vidas anualmente en todo el mundo se había originado hace 35.000 años.

Sin embargo, Veronique Vincent y sus colegas del Instituto Pasteur de París ahora calculan que este mal podría haber estado presente en las primeros homínidos desde hace tres millones de años. “Nuestros resultados cambian el actual paradigma del reciente origen de la tuberculosis”, afirmó Vincent en una declaración.

Mientras que la mayoría de casos de tuberculosis son causados por el bacilo de Koch o Mycobacterium tuberculosis, Vincent y sus colegas estudiaron casos del mal procedentes de Africa oriental, donde la bacteria parece ser físicamente distinta de aquéllas que causan la tuberculosis en otros lugares.

Después de realizar un estudio genético de los distintos casos, los investigadores concluyeron que los antepasados de esos tipos de bacterias también dieron origen al M. tuberculosis. Esto indica, según dijeron los investigadores, que ambos tipos emergieron de una especie de bacteria más antigua, posiblemente hace unos tres millones de años.

“Por lo tanto la tuberculosis podría ser más antigua que la peste, la fiebre tifoidea o la malaria, y que podría haber afectado a los iniciales homínidos”, y su expansión por el resto del mundo podría haber coincidido con las olas de migraciones humanas procedentes de Africa, señalaron los investigadores. El resultado del estudio aparece en la revista PLoS Pathogens.

PLoS, o Public Library of Science (Biblioteca Pública de Ciencia), es una organización sin fines de lucro de científicos que publican varias revistas de investigación, de acceso abierto a fin de que la información científica sea fácilmente compartida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *