El IVI descubre la rotura del ADN en el espermatozoide como una nueva causa de infertilidad masculina

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

Un proyecto de investigación llevado a cabo por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) en colaboración con la Sección de Genética y Unidad de Investigación del Hospital “Teresa Herrera” en A Coruña, revela la existencia de fragmentos o roturas del material genético o ADN en pacientes con problemas de esterilidad masculina, según informaron fuentes de esta entidad en un comunicado.

Este estudio, dirigido por los doctores Marcos Meseguer y Nicolás Garrido del IVI Valencia y los doctores José Luis Fernández y Lourdes Muriel del Hospital Teresa Herrera, se realizó en 190 varones infértiles sometidos a tratamientos de reproducción asistida.

Según explicaron, el espermatozoide del ser humano aporta aproximadamente la mitad del material genético al futuro individuo y su calidad influye notoriamente en las posibilidades de conseguir un embarazo a término. Los investigadores, mediante una técnica desarrollada íntegramente en España, han descubierto la presencia de una “elevada” proporción de espermatozoides con roturas de su material genético o ADN en pacientes con problemas de infertilidad de origen desconocido.

En estos casos, “aunque la producción de espermatozoides era normal, no conseguían el embarazo de manera espontánea e incluso tras tratamientos de reproducción asistida”. Así, en algunos de los varones que participaron en el estudio se observó una “elevada” proporción de espermatozoides con el ADN fragmentado, superior al 40 por ciento, que se asociaba a embriones de mala calidad que a posteriori fallaban en el proceso de implantación en el útero materno.

Según explicaron, el origen de estas roturas “podría estar en los radicales libres”, moléculas producidas por el metabolismo normal del oxígeno, pero “dañinas” para las propias células, ya que pueden alterar la membrana y producir roturas en el ADN. Estas moléculas han sido relacionadas con diferentes enfermedades y procesos biológicos como el envejecimiento y cáncer.

El IVI subrayó que “todo parece apoyar la hipótesis ambiental en detrimento de la genética como causa de algunos tipos de infertilidad masculina, ya que esta diferencia podría ser debida a determinadas sustancias que directa o indirectamente afecten al ADN del espermatozoide rompiéndolo”.

Este proyecto de investigación fue seleccionado entre los tres mejores presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana (ESHRE) y también se mostrará en el Congreso de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM). Asimismo será publicado este año en las dos revistas internacionales de reproducción humana más importantes “Human Reproduction” y “Fertility and Sterility”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *