Junta almeriense libera a 27 ejemplares de fauna amenazada después de pasar por un Centro de Recuperación de Especies

ALMERIA, 17 (EUROPA PRESS)

La Delegación de Medio Ambiente de la Junta en Almería puso en libertad el pasado 22 de julio a tres erizos europeos, 18 cernícalos vulgares, un flamenco, un búho real y cuatro vencejos comunes después de ser atendidos por el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) “Las Almohallas”.

En un comunicado de prensa remitido hoy a Europa Press, la Junta explicó que los tres erizos procedían de El Ejido (Almería) y que se trataban de una hembra adulta y sus crías, que fueron encontradas por un particular en un invernadero. Estos tres ejemplares fueron liberados en la Sierra de Gádor.

Por otro lado, los 18 cernícalos procedían de diferentes partes de la provincia de Almería. Todos los ejemplares eran pollos procedentes de desnide y rescatados por personas que, tras encontrarlos en el suelo, se pusieron en contacto con el CREA.

Cuatro de estos ejemplares se soltaron en San Isidro, cinco en San José, cinco en la Sierra de Gádor y cuatro en Huércal Overa. Desde la Junta recordaron que los cernícalos cumplen con un papel muy importante en nuestros campos y cultivos, puesto que son verdaderos insecticidas naturales, controlando plagas de insectos y eliminando gran cantidad de micromamíferos tales como los ratones y topos.

De otra parte, detallaron que el Flamenco procedía de Almería y fue rescatado cuando se encontraba en el mar, muy desnutrido. Tras ser tratado en el CREA mejoró notablemente y se liberó en las salinas de Cabo de Gata, un lugar habitual de alimentación del flamenco.

El Búho real había caído a una pantaneta de agua, siendo recogido por el dueño de ésta. Tras permanecer unos días en observación se liberó de nuevo en Huércal Overa.

Los vencejos procedían de distintos puntos de la provincia y todo ellos fueron rescatados por particulares tras encontrarlos en el suelo al caer del nido o por traumatismos diversos. Tras tratarlos en el CREA y cuando estuvieron bien de peso se liberaron, en este caso en el propio Centro.

Finalmente, desde la Junta detallaron que “la media de estancia de estos animales en el CREA es de un mes, tiempo suficiente para ser examinados, reponer energías y poder reintegrarlos en la naturaleza con éxito”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *