Experto insta a realizar un estudio interdisciplinar como “prioridad mundial” para atajar el deterioro del mar

El investigador del Instituto Español de Oceanografía Ignacio Olaso denuncia la “incongruencia” de algunas políticas de la UE

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

El investigador del Instituto Español de Oceanografía Ignacio Olaso afirmó hoy que existe “una prioridad mundial” consistente en el estudio del ecosistema a través “de un estudio multidisciplinar” con el objetivo de “frenar el gran deterioro que se está produciendo en el mar”, ya que “hasta ahora los datos de los que se dispone se han utilizado por separado”.

El investigador, que participó hoy en el encuentro “El sector agroalimentario y el mundo rural en la sociedad del conocimiento: retos y oportunidades” de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, señaló que “el estudio del funcionamiento y estructura” del ecosistema marino “tiene que ser una prioridad” para conseguir “la sostenibilidad”.

Tal y como señaló, “hay que utilizar todos los datos de los que se dispone hoy en día sobre el mar para conocer las tendencias, los índices económicos, biológicos, de capturas…,” y, de este modo, “dar con indicadores ecológicos que nos puedan decir cuál es el estado de salud del ecosistema y los cambios reales que se producen”.

EL CASO DE LA ANCHOA

Durante su exposición, Olaso puso como ejemplo el caso de la anchoa, que “en un principio se pescaba con cebo vivo y a partir de los años 60 con sonar”, lo que ocasionó que “las capturas crecieran de forma desmesurada y la cantidad de ejemplares reproductores bajara”.

Estos acontecimientos, unidos a la técnica de arrastre pelágico, el retraso de los procesos biológicos y cuatro años de malos resultados de reclutamiento (reproducción de la especie), derivaron este año “en el colapso de la pesquería”. “Ha llegado un momento en el que aunque se rebaje el esfuerzo pesquero, como la producción de stocks se ha reducido, nunca la captura será tan grande”, afirmó.

Por ello, el investigador señaló que “algunas de las estrategias generales para parar el gran deterioro de los recursos marinos y los ecosistemas” son la aplicación del código de conducta para la pesca responsable, la integración del principio de precaución en la gestión de las pesquerías, la aceptación de las zonas de exclusión de pesca, “debido a la disminución de las existencias”, lograr mayor conocimiento de los habitats marinos y el establecimiento de áreas protegidas.

En relación a la aplicación del código de conducta para la pesca responsable, Olaso explicó que “las administraciones no lo hacen por intereses económicos y sociales” y puso como ejemplo algunas de las políticas de la Unión Europea, en las que el investigador encontró “incronguencia”, como en el caso de “la propuesta de rebajar los TACs cuando las recomendaciones del Consejo Internacional para la Explotación del Mar recomienda cero capturas”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *