Operan con éxito a un mono capuchino de cataratas en el parque Terra Natura de Benidorm (Alicante)

ALICANTE, 10 (EUROPA PRESS)

Un equipo de oftalmólogos ha intervenido con éxito de cataratas a un mono capuchino de la subespecie “Cebus apella apella”, de los que sólo quedan 37 ejemplares en cautividad en Europa, que se encuentra en el parque de Terra Natura de Benidorm (Alicante). Para esta operación, se utilizó por primera vez en Europa la misma técnica usada para los humanos, según destacó hoy el doctor que practicó la operación, José Belda, del centro Vissum de Alicante.

José Belda, que es la primera vez que opera a un animal, explicó que el pasado 28 de julio realizó al mono la misma intervención que practica habitualmente a los humanos, una técnica conocida como MICS, al tiempo que resaltó que constituye “una novedad, ya que es la primera vez que se practica esta técnica en un animal”.

“John”, que así se llama este ejemplar de mono capuchino del parque de Terra Natura de Benidorm (Alicante), padecía la enfermedad desde hace unos “dos años”, según señaló Belda, aunque la patología se había agravado durante los últimos meses, lo que le impedía practicar su vida con normalidad.

De hecho, el mono padecía la catarata denominada “blanca” y sufría una pérdida de visibilidad superior al 80 por ciento, de modo que “sólo podía ver la luz y el movimiento de los objetos”, según explicó el doctor que operó al primate.

En este sentido, el responsable del área de Animales de Terra Natura, Manuel López, indicó que al observar que el animal se comportaba de forma “extraña” al toquetear todos los objetos, pusieron en marcha una observación continuada del ejemplar y “nos percatamos de que tenía un problema en la vista”.

Al conocer la patología, los responsables del parque se pusieron en contacto con el doctor José Belda, que sólo había trabajado con personas, para operar al mono porque “es un ejemplar de una gran importancia genética y zoológica”, según detalló Manuel López.

Por su parte, Belda explicó que la llamada “me sorprendió, ya que hay veterinarios especializados que realizan este tipo de intervenciones, pero me dijeron que al ser un primate tenía un ojo muy similar al humano y acepté”. Además, consideró que “era la oportunidad de hacer algo nuevo, así que me lo tomé como un reto”.

La intervención del 28 de julio fue un “rotundo éxito” y la técnica utilizada, en la que además le inyectaron una lente cristalina, permitió que este ejemplar de gran importancia biológica estuviera recuperado a las pocas horas.

El origen de la catarata de este de mono capuchino de 12 años es desconocido, aunque en un primer momento se barajó que fuera por razones hereditarias. Ahora, el primate descansará durante su recuperación en el parque de Benidorm y luego será trasladado a un parque de Francia para procrear.

El mono capuchino de la subespecie “Cebus apella apella” es un ejemplar que se encuentra al noreste de Sudamérica y sólo hay 37 ejemplares en Europa, diez de ellos en Terra Natura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *