Espacio.- La NASA ordena al “Discovery” que aplace en 90 minutos su aterrizaje a causa del mal tiempo

CENTRO ESPACIAL, HOUSTON (EEUU), 8 (EP/AP)

La Agencia Nacional del Espacio estadounidense (NASA) ha ordenado al transbordador espacial “Discovery”, que ha concluido una misión de 13 días en el espacio, que aplace al menos en 90 minutos su aterrizaje previsto para esta mañana debido a la fuerte nubosidad reinante sobre Cabo Cañaveral.

La agencia ha pedido a sus siete astronautas que se mantengan en la órbita de la Tierra e intenten un segundo aterrizaje hacia las 6:21 horas (12:21 en España), a la espera de que se despeje el cielo. Los astronautas habían impulsado su nave espacial y estaban a la espera de la orden del Centro de Control para encender sus cohetes y dirigirse a casa.

El “Discovery”, el primer transbordador que sale al espacio desde que el “Columbia” se desintegró a la entrada de la atomósfera terrestre hace dos años y medio, se desacopló el pasado sábado de la Estación Espacial Internacional (ISS) e inició su viaje de regreso a la Tierra, tras someterse a reparaciones debido a los problemas que presentaba el aislamiento término de la nave tras el despegue.

Como parte de los preparativos finales para el regreso a la Tierra, los astronautas completaron las verificaciones de control de vuelo a bordo del transbordador espacial y ensayaron el aterrizaje en un simulador informático.

Los astronautas del “Discovery” pasaron nueve de los 13 días de su misión reabasteciendo de instrumental el laboratorio de la estación. Además, dos astronautas realizaron caminatas espaciales para reemplazar un giroscopio que dejó de funcionar en 2002. Los miembros de la misión suministraron energía a otro giroscopio, que dejó de moverse en marzo. La tripulación de la estación esperó a que el “Discovery” se separase para encender los cuatro giroscopios a la vez.

Mientras estaba en órbita, la tripulación del “Discovery” recolectó la basura de la estación, realizó inspecciones cuidadosas al transbordador, en busca de posibles daños, y probó varias técnicas de reparación desarrolladas después de la tragedia del Columbia en 2003.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *