Espacio.- El éxito en el acople del Discovery con la ISS relaja la tensión en la tercera jornada del transbordador

NUEVA YORK, 28 (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López)

Tras dos días en los que la prioridad de los técnicos de la NASA y la tripulación del Discovery estuvo centrada en comprobar si existían daños en la cubierta térmica del transbordador tras el despegue del pasado martes, el día de hoy amaneció con un exitoso amarre con la Estación Espacial Internacional (ISS) que permitió relajar las tensiones de días pasados.

El descubrimiento del desprendimiento de fragmentos del material que aísla el tanque del combustible auxiliar del transbordador había provocado intranquilidad los pasados días entre los técnicos de la Agencia Espacial estadounidense. Sin embargo, tras las comprobaciones de ayer y la revisión de la cubierta térmica del Discovery que no reviste daños ha permitido hoy a los equipos disfrutar de las imágenes del perfecto atraque del transbordador con la ISS.

Ha sido la primera vez desde diciembre de 2002 que una lanzadera espacial se acopla a la ISS, tras los dos años y medio de suspensión del programa tras el accidente del Columbia. Los siete miembros de la tripulación del Discovery abordaron hoy sin problemas, tras las comprobaciones rutinarias de estanqueidad, la ISS y reunirse con los dos inquilinos de la estación que recibieron con los brazos abiertos el reavituallamiento.

El mensaje desde la tierra durante la rueda de prensa diaria fue de normalidad. El director de vuelo de la misión, Paul Hill, calificó de “hermosamente desarrollada” y de “perfecta cita” la maniobra llevada a cabo durante la madrugada durante la cual ambas naves espaciales se acoplaron y que además permitió a los tripulantes de la ISS tomar fotografías del escudo térmico del Discovery.

Entre las tareas que la tripulación del Discovery llevará a cabo durante esta tercera jornada se incluye una posible nueva revisión del escudo térmico con las cámaras dispuestas en el brazo robot del transbordador. Según el responsable de operaciones de vuelo, John Shannon, la mayor parte de los datos requeridos para comprobar la “salud” del Discovery ya se tienen, asegurando que el estado del mismo parece ser “extremadamente bueno” lo que hace que “no haya nada que temer”.

La NASA explicó hoy que mañana se llevarán a cabo pruebas adicionales sobre el estado de la cubierta protectora del Discovery y aseguraron que un equipo de unas 200 personas en todo el país analizan la cantidad de datos procedentes de la nave con el objetivo de mejorar la seguridad de este y futuros vuelos. Así, la NASA asegura que serán necesarias nuevas innovaciones para evitar desprendimientos de la cubierta protectora del tanque antes de llevar a cabo una nueva misión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *