La investigadora Margarita Salas asegura que “el Gobierno se ha dado cuenta de que sin investigación no hay desarrollo”

Cree que los investigadores de universidades pequeñas son “héroes” por su calidad en “circunstancias no demasiado propicias”

SANTANDER, 27 (EUROPA PRESS)

“El Gobierno se ha dado cuenta de que sin investigación no hay desarrollo”. Así lo aseguró hoy la investigadora Margarita Salas, optimista con la reciente “promesa” efectuada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de incrementar para el año 2010 el actual uno por ciento del PIB dedicado a I+D hasta un dos por ciento.

Salas, que dirige la Escuela de Biología Molecular “Eladio Viñuela”, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), afirmó en rueda de prensa que pese a que este dos por ciento está por debajo de la recomendación de la Unión Europea para 2010 de destinar el tres por ciento del PIB a I+D, se daría “por contenta” con duplicar el actual presupuesto.

En este sentido, la prestigiosa investigadora del centro “Severo Ochoa” solicitó a los responsables gubernamentales que no dediquen el incremento al capítulo octavo del presupuesto, es decir, los préstamos a las empresas, porque así fue como pasó en el aumento de un 25% en el ejercicio pasado, con lo que para “los investigadores de base” apenas “trascendió”.

Sobre este punto, Salas, Premio Internacional Fundación Cristóbal Gabarrón, abordó la situación de los investigadores de Universidades pequeñas como la de “Cantabria o Oviedo”, a los que consideró “héroes” por la “calidad” de su trabajo “en circunstancias quizás no demasiado propicias”.

La científica asturiana defendió que “para mantener viva la llama” de la investigación en España, el Estado debe apoyar más a las Universidades, en cuyas aulas “se está educando a los futuros investigadores”.

Sobre el nivel formativo de estos investigadores incipientes, Salas lo calificó de “excelente”, como lo prueba que cuando se marchan al extranjero “se los rifan”, considerando “una lástima” no poder “recuperarlos” para la Ciencia española “de un modo adecuado”.

Más crítico en este punto fue el co-director de la Escuela de Biología “Eladio Viñuela”, el catedrático Carlos López Otín, quien mencionó la “sensación creciente” en el ámbito universitario de que esta institución “puede quedar fuera de los circuitos de la investigación”.

Además, López Otín hizo referencia a la importancia de la financiación privada en el trabajo científico, como en los Estados Unidos de América, donde “la aportación privada a la investigación es extraordinaria”.

Para el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad de Oviedo, el sector privado saltará a la escena investigadora cuando el Estado haga patente que “la investigación es un valor sólido por el que apostar”.

CONEXIONES ENTRE ENVEJECIMIENTO Y CÁNCER

El doctor López Otín avanzó que, en sus últimas investigaciones se están encontrando conexiones moleculares entre los síntomas de envejecimiento y el cáncer, a través de ratones modificados genéticamente, lo que les están dando pautas para conocer “alternativas para intentar corregir estos defectos mediante manipulación genética”, si bien no concretó más detalles porque el estudio está aún sin publicar.

Respecto al uso terapéutico de los estudios con células madre, tanto López Otín como Salas afirmaron que todavía no se puede dar una fecha concreta para su aplicación, incidiendo en que “hace falta todavía mucha investigación básica”, según apostilló la científica asturiana.

Por último, Salas explicó que en esta sexta edición de la Escuela de Biología en la UIMP se ha rendido un homenaje a Severo Ochoa en el centenario de su nacimiento, para que “no se olvide” su “extraordinaria” aportación a la “investigación internacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *