Espacio.- Los empleados del Centro Espacial de Houston viven con gran emoción el lanzamiento del Discovery

NUEVA YORK, 27 (EP/AP)

El lanzamiento del transbordador espacial Discovery se vivió ayer con gran emoción entre los empleados del centro espacial en Houston, los cuales saltaron, aplaudieron y lloraron cuando el aparato se alzó a los cielos.

“Vamos, vamos, vamos”, gritó Gyla Whitlow, una de los 700 empleados de la Dirección Nacional de Aeronáutica y Espacio que llenaron el martes el auditorio del Centro Espacial Johnson para ver el lanzamiento por televisión.

“No puede describirse con palabras”, dijo entre lágrimas Kirsten Beyer, quien trabaja en proyectos para la Estación Espacial Internacional (ISS), destino del Discovery. Mientras, unos 1.600 kilómetros al este, en Florida, unos 2.500 invitados de la NASA celebraron con júbilo el lanzamiento desde las gradas ubicadas a unos cinco kilómetros del mismo en Cabo Cañaveral.

Después del lanzamiento, ingresaron en el centro espacial los empleados de la NASA, los familiares de los astronautas, la primera dama Laura Bush, el gobernador de Florida, Jeb Bush –hermano del presidente, George W. Bush–, así como otros políticos y dignatarios.

“Tenemos un transbordador que funciona”, dijo James Kennedy, director del centro. “Gracias a todos por su trabajo duro. Nos han inspirado”, agradeció la primera dama.

Las reacciones no se limitaron a Estados Unidos. En Chigasaki, Japón, lugar natal del astronauta Soichi Noguchi, unas 300 personas hicieron estallar petardos en la alcaldía y gritaron “banzai”, expresión que significa “larga vida”. Lo único que contuvo la felicidad expresada en esta ocasión fue el recuerdo del desastre del Columbia hace dos años y medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *