Los expertos apuestan por la diálisis peritoneal frente a la hemodiálisis para pacientes con insuficiencia renal crónica

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La diálisis peritoneal es la técnica más cómoda para el paciente con insuficiencia renal crónica, ya que se la puede practicar él mismo diariamente mediante un catéter especial que se inserta en la pared abdominal, lo que le permite hacer su vida normal entre los denominados “intercambios”, informó hoy la Sociedad Española de Nefrología en un comunicado.

Este tratamiento, según los expertos, es más cómodo para el paciente que la hemodiálisis, que obliga a los enfermos a acudir tres veces por semana a su hospital o centro de diálisis para su correspondiente sesión.

Según el doctor Evaristo José Fernández Ruiz, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Puerto Real (Cádiz), la diálisis peritoneal se puede utilizar en cualquier paciente, sobre todo en niños y ancianos, salvo que exista alguna contraindicación.

En este sentido, señala que los pacientes con enfermedad cardiovascular como la arteriopatía coronaria, con tendencia a la angina de pecho o el infarto agudo de miocardio, o con insuficiencia cardiaca, no es un enfermo adecuado para la hemodiálisis.

Asimismo, se considera adecuada esta técnica para aquellos pacientes portadores de virus de transmisión sanguínea, como el VIH o las hepatitis B y C. Además, si el paciente no presenta venas adecuadas para crear un adecuado acceso vascular para la práctica de la hemodiálisis, sería un buen candidato para diálisis peritoneal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *