Bruselas da la voz de alarma ante el estancamiento del gasto europeo en investigación y desarrollo

La Comisión pide a los Estados duplicar el presupuesto en investigación en las próximas perspectivas financieras

BRUSELAS, 19 (EUROPA PRESS)

El aumento del gasto de la Unión Europea en investigación y desarrollo (I+D) viene disminuyendo desde el año 2000 y en la actualidad está muy cerca del cero. De continuar esta tendencia, Europa no logrará el objetivo que se ha marcado de destinar a este capítulo un 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2010.

La Comisión Europea presentó hoy un estudio sobre la situación de Europa en materia de investigación e innovación que ofrece cifras preocupantes y revela que el camino hacia una economía competitiva basada en el conocimiento está seriamente amenazado. El comisario europeo de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, dio la voz de alarma al advertir de que Europa perderá la ocasión de convertirse en una de las economías más avanzadas del mundo si no destina más recursos a investigación y desarollo.

Por este motivo, ha escrito una carta a los ministros de los Estados miembros responsables del área para que se tomen en serio la meta del 3% y renueven su compromiso de duplicar el gasto en investigación en el próximo marco financiero de la UE para el periodo 2007-2013.

Potocnik recibió el respaldo del presidente de la patronal europea, UNICE, Ernest Antoine Seilliere, quien reclamó modernizar la legislación y revisar el marco de las ayudas estatales a la investigación. “Las normas europeas hacen imposible el impulso a las empresas, algo que sí tienen fuera de la Unión”, dijo.

Las cifras de 2005 demuestran que el gasto en I+D en la Unión Europea se estancan, que el crecimiento de las inversiones se ralentiza desde el 2000 y solamente aumentaron un 0,2% de 2002 a 2003.

Además, Europa destina una parte significativamente menor que Estados Unidos o Japón. Si la UE dedica un 1,93% del PIB, el porcentaje en Estados Unidos llega casi al 2,6 y en Japón al 3,15%.

CHINA AUMENTA AL 10%

Otro dato significativo es que en China, a pesar de que su gasto en I+D es menor que el europeo y se situó en el 1,31% del PIB en 2003, el ritmo de crecimiento es espectacular y lo hizo a una media del 10% anual entre 1997 y 2002. Si el gigante asiático mantiene este ritmo, en 2010 habrá alcanzado el nivel de gasto de la Unión Europea, es decir aproximadamente el 2,2%.

El estudio presentado por la Comisión explica en parte esta situación por la ralentización en la financiación del I+D por parte de las empresas que se ve compensado, no obstante, por un ligero aumento de la participación del sector público y por un aumento de las actividades de I+D financiadas por capital extranjero.

En 2002, las empresas financiaron el 55,6% de los gastos de I+D en la UE, frente al 63,1% en Estados Unidos o el 73,9% de Japón. Si no se invierte la tendencia, la UE no sólo no alcanzará su objetivo de destinar el 3% a investigación sino que su situación se deteriorará aún más.

Pero probablemente la conclusión más inquietante que revela el informe es que Europa ya no es atractiva para las actividades relacionadas con la investigación y que sus investigadores más prestigiosos se van fuera del continente por falta de oportunidades y escasas posibilidades de promoción.

Entre 1997 y 2002, el gasto de las empresas de la UE en Estados Unidos aumentó mucho más rápidamente que el de las empresas norteamericanas en la UE (un 54% frente al 38%).

Además, la inversión de Estados Unidos ha aumentado mucho más rápidamente en otras zonas del mundo, especialmente en China, donde se invierte cada año un 25% frente a una media del 8% que invierte en la Unión Europea.

ESPAÑA, A LA COLA

Por países, el gasto en I+D ha crecido en Suecia (un 11% anual entre 2000 y 2003) o Dinamarca (6%) mientras se ha reducido en Polonia, Eslovaquia, Grecia, Países Bajos o Irlanda han disminuído el ritmo en el mismo periodo de tiempo.

En el caso de España, el país sigue situándose a la cola de la Unión Europea si bien el plan de Investigación, Desarrollo e Innovación 2004-2007 del Gobierno se marca como bjetivo que la inversión en I+D pase del actual 0,96% del PIB, a un 1,22% en el 2005 y un 1,4% en el 2007.

En cuanto al gasto en innovación con respecto al PIB éste deberá superar el 2,1% en 2005 y el 2,5% en el año 2007. Para ello, el Plan estima que la Administración habrá destinado a I+D+i en los dos primeros años un 20 por 100 más con respecto a 2003.

Se habrá pasado de dedicar 4.000 millones de euros anuales a destinar a la investigación, desarrollo y la innovación más de 4.800 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *