Israel.- Un arqueólogo israelí descubre dos fragmentos de un pergamino de hace 2.000 años en el desierto de Judea

JERUSALEN, 15 (EP/AP)

Un encuentro secreto con un beduino en un valle del desierto de Judea condujo al descubrimiento de dos fragmentos de un pergamino escrito hace casi 2.000 años, el primer hallazgo de su categoría en las últimas décadas, según dijo hoy un arqueólogo israelí.

El encuentro ha suscitado la esperanza de que el desierto de Judea pueda contener otros tesoros similares, señaló el profesor Chanan Eshel, arqueólogo de la universidad Bar Ilan de Tel Aviv.

Los dos fragmentos de pergamino, inscritos en hebreo con versos del Levítico, fueron hallados en cavernas de Nachal Arugot, un cañón situado cerca del mar Muerto donde los judíos se escondieron de los romanos en el segundo siglo de nuestra era, señaló Eshel en una entrevista con The Associated Press.

Los fragmentos están siendo examinados por la Autoridad de Antigúedades de Israel. Recientemente, varias reliquias con inscripciones fueron catalogadas como imitaciones modernas.

Más de un millar de textos antiguos –conocidos colectivamente como los pergaminos del mar Muerto– fueron hallados entre 1947 y 1956 en once cuevas de la margen occidental de dicho mar.

“No se habían hallado pergaminos en el desierto de Judea” en varias décadas. La creencia generalizada es que no quedaba ya nada allí”, anotó Eshel.

Ahora, agregó, los eruditos podrían querer realizar más excavaciones. Eshel apuntó que pagó 3.000 dólares (2.492 euros) al beduino que le mostró los fragmentos. La universidad Bar Ilan le proporcionó el dinero para pagarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *