Un especialista cree que la investigación sobre aplicación de células madre al Alzheimer será “larga y dura”

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

El doctor Onofre Combarros, especialista del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, aseguró hoy que, por el momento, “el único tratamiento que se cree que puede funcionar para terminar con el Alzheimer” es el basado en las células madre, pero lamentó que se encuentra “en una incipiente fase inicial” y que la investigación sobre su aplicación “se antoja dificultosa, además de larga y dura”.

“La dificultad para curar esta enfermedad radica en que las células que mueren durante el proceso degenerativo son muy dispares y difieren en su origen”, según explicó este experto durante su ponencia en el curso “Enfermedad de Alzheimer: dificultades en la intervención de los profesionales sanitarios”, dentro de los cursos de verano de la Universidad de Cantabria en Laredo.

Según informa la UC en un comunicado, Combarros desentrañó en su intervención la metodología utilizada hasta la fecha para que la comunidad científica aproveche las células madre: “En este momento, científicos españoles están barajando el cómo convertir las células conseguidas, en su mayoría de la piel, en células específicas de cada órgano, como pueden ser el corazón, el hígado, el páncreas”, indicó en este sentido.

En su opinión, el problema se suscita cuando aparece la palabra alzheimer, ya que en este caso no es una célula específica la que se degrada y muere, por lo que “se antoja dificultosa la investigación, además de larga y dura”.

En cualquier caso, consideró que lo que sí queda claro, por lo descubierto hasta la fecha por la comunidad científica, es que la aplicación de las células madre se presenta como la “única posibilidad” porque “al ser células propias, extraídas de la piel y después adaptadas a cada patología, no existe el riesgo del rechazo que se podría plantear en un trasplante” y también porque se cambiarían las células dañadas “por otras en perfecto estado y sin el gen que conduce a la degeneración y pérdida de la memoria”.

Para que esa línea termine de materializarse, el experto subrayó la necesidad de “una apuesta gubernamental por la investigación”. “Afortunadamente, con el cambio de Gobierno y la licitación de la investigación con células madre con fines médicos, nunca reproductivos, se ha dado un importante paso adelante; ahora sólo queda esperar un aumento en la financiación pública, única fuente de ingresos en materia investigadora con que contamos en España”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *