Galicia.-Investigadores de la USC lideran el proyecto de una vacuna vía nasal contra la hepatitis B para el Tercer Mundo

El proyecto se basará en la nanotecnología y es el único de toda España que financiará la Fundación Bill Gates, con 660.000 dólares

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS)

Un proyecto de investigación, liderado por científicos de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) en colaboración con expertos de universidades norteamericanas y respaldado por organizaciones internacionales, tratará de fijar en tres años una vacuna por vía nasal contra la hepatitis B dirigida al Tercer Mundo.

La investigación está coordinada por la catedrática del Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la USC, María José Alonso, quien hoy explicó en Santiago de Compostela que este es un proyecto basado en el desarrollo de la nanotecnología en la medicina y que es el único de toda España que financiará la Fundación Bill Gates.

María José Alonso indicó que la Fundación Bill y Melinda Gates, a través de su programa “Grandes desafíos en la salud mundial”, financia el desarrollo científico para combatir y erradicar enfermedades de alta incidencia en países no desarrollados. Detalló que hay diversos apartados, pero que uno de los campos es el desarrollo de vacunas que sean fáciles de administrar y de almacenar, además de estar dirigidas principalmente a la población infantil y al Tercer Mundo.

Al respecto, indicó que en este reto la USC “vió una oportunidad” y de liderar una propuesta, en la que también se involucró a investigadores del ámbito inmunológico de dos universidades de Estados Unidos, al MIT y a la OMS. Alonso resaltó que se presentó la propuesta de la USC, que se sumó a los 1.500 proyectos recibidos por la Fundación Bill Gates, y que finalmente fue seleccionada junto a otros 43 trabajos.

DISEÑO DE UNA NUEVA VACUNA

Añadió que el presupuesto para todos los proyectos seleccionados asciende a 450 millones de dólares aportados por la Fundación Bill Gates, a los que hay que sumar 27,1 millones a cargo de la Wellcome Trust (Reino Unido) y los 4,5 millones de Institutos Canadienses de Investigación Sanitaria.

Maria José Alonso indicó que el proyecto liderado por la USC contará con la cantidad solicitada, de 660.000 dólares. Manifestó que esta “modesta” cantidad permitirá a los investigadores “diseñar y evaluar” una nueva vacuna para la hepatitis B, que se administará por vía nasal.

Resaltó que la hepatitis B es “la causa más importante de incidencia de cáncer de hígado” y “una de las principales causas de mortalidad en el mundo”, con especial repercusión en zonas del África Subsahariana y de Asia. Afirmó que ya existe una vacuna eficaz, pero que tiene que ser inyectada, con las dificultades que eso plantea en los países del Tercer Mundo –por el intercambio de agujas, la amenaza del Sida y otros–.

NANOPARTÍCULAS

La catedrática del Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la USC explicó que el proyecto de investigación que se pondrá en marcha buscará una vacuna que, a través de nanopartículas o nanoestructuras, se apliquen por gota o spray a través de la vía nasal.

En los próximos tres años, el Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la USC trabajará para desarrollar nanoestruturas que grupos especializados en inmunología de dos universidades estadounidenses testarán en animales. A partir de ahí, si hay una estructura candidata, se buscará hacer el escalado y el ensayo clínico. Alonso indicó que se requerirá otra financiación posterior para afrontar durante otros tres años los ensayos clínicos.

Los trabajos de investigación en busca de una nueva vacuna para la hepatitis B vía nasal serán desarrollados por el Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la USC –a través de los profesores María José Alonso y Alejandro Sánchez, dos postdoctorados, un investigador de tesis y un técnico–, así como por los otros equipos de las universidades estadounidenses y con supervisión del MIT y la OMS.

María José Alonso destacó que el proyecto de investigación a afrontar desde Santiago de Compostela se sustenta en dos patentes de la USC y una del MIT, que está pactado puedan cederse para uso en el Tercer Mundo sin costes. Añadió que si se desarrollan nuevas patentes habrá que estudiar también su cesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *