Expertos dicen que hay que prepararse ante posible pandemia de gripe aviar en España, pero sin alarmar a la población

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y miembro de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), José Luis Casado, considera que es bueno que se tomen “medidas preventivas” en España ante una posible pandemia de gripe aviar, aunque subrayó que no hay que alarmar a la población porque no hay datos objetivos para pensar que se vaya a producir.

El doctor Casado señaló, en declaraciones a Europa Press, que “no hay que alarmar pero sí estar preparados”, ya que cualquier ciudadano puede aterrizar en un avión en España con la enfermedad. “Es bueno que tengamos un sistema para saber lo que hay que hacer si se inicia una epidemia de gripe aviar, y es bueno tener las correspondientes vacunas”, añadió.

En este sentido, considera correcto que el Ministerio de Sanidad y Consumo esté negociando con dos laboratorios farmacéuticos la instalación en España de una planta de fabricación de vacunas contra la gripe ante la posibilidad de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara una pandemia si se demostrara transmisión entre humanos del virus de la gripe aviar.

Según el doctor Casado, estas vacunas serán de la misma garantía que las fabricadas en cualquier otro instituto de investigación o laboratorio, por lo que “mejor si se hacen en España”.

No obstante, insistió en que en España “no hay datos objetivos para pensar que vayamos a tener una pandemia de gripe aviar, porque no ha existido un mayor número de casos ni mayor incidencia que en cualquier otro país”.

A su juicio, España no tiene más riesgo que el resto de países, aunque en la actualidad es muy fácil que se pueda propagar una epidemia de este tipo. “El problema de estas pandemias es que si una persona tiene gripe aviar y viaja en avión se la lleva a donde vaya”, dijo.

“La comunicación está globalizada –añadió– y hay que estar preparados. Antes, las epidemias iban recorriendo el espacio llevadas por los vientos. Hoy a través de los sistemas de transporte podemos extender la enfermedad de un continente a otro porque los ciudadanos se mueven todos los días en aviones, y eso nos coloca en el riesgo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *