La arqueóloga Marisa Ranieri Panetta cree que todavía queda un tercio de Pompeya por descubrir

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

La arqueóloga e historiadora italiana Marisa Ranieri Panetta aseguró hoy en Barcelona que un tercio de la ciudad de Pompeya, sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79, “está todavía por descubrir”.

En la presentación del libro “Pompeya” (Círculo de Lectores), un volumen que recoge los recientes descubrimientos en la ciudad romana, Ranieri Panetta aseguró que esto es debido a que se “procede casa por casa” a su estudio.

La arqueóloga dijo que algunos estudios calculan que en la Pompeya sepultada por la lava podrían vivir unas 20.000 personas entre la ciudad y sus alrededores, aunque hasta el momento sólo se han encontrado “1.047 víctimas” sin vestigios de niños o bebés.

Para Ranieri Panetta, este tercio de la ciudad todavía por descubrir puede ser determinante para ver si la población podría llegar a esas cifras. Hasta el momento, se han encontrado 614 tiendas, talleres y hornos y, según un estudio, uno de los hornos proporcionaba 15.000 piezas diarias para la población.

La arqueóloga recordó que las excavaciones en Pompeya se iniciaron en 1743 por orden de Carlos III, pero que todavía está “llena de secretos y descubrimientos a realizar”. “Es una mina para los arqueólogos”, añadió.

Marisa Ranieri Panetta dijo que el libro “Pompeya. Historia, vida y arte de la ciudad sepultada”, del cual es la coordinadora, es un “proyecto único” que ha tenido un proceso de elaboración de cuatro años y que recoge los últimos descubrimientos y trabajos de restauración en la ciudad romana.

Ranieri Panetta aseguró que el libro ofrece una “visión total, de 360 grados” de Pompeya que supera los “puntos de vista parciales” de otras obras. “Es el libro más minucioso realizado sobre la vida pública y privada” de la ciudad, sostuvo.

La historiadora destacó el trabajo del fotógrafo Araldo de Luca, un especialista en fotografiar antigúedades, que “sabe visualizar los detalles más particulares que el ojo del arqueólogo no recoge”. Para ella, De Luca ha sabido retratar con “una visión de conjunto”.

La obra pretende ser un testimonio de todo lo que representa Pompeya para la arqueología y analiza los sellos pictóricos, la historia del territorio, botánica, aspectos de la vida pública, la vida religiosa, la economía y el ámbito privado.

El capítulo final se ha dedicado a la erupción del año 79, narrada a partir de los descubrimientos más recientes. En otro apartado, el libro se detiene en Oplontis, la más célebre villa pompeyana, famosa por haber pertenecido a la segunda esposa de Nerón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *