Generan células precursoras de huesos, músculo y cartílago a partir de células madre embrionarias humanas

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Científicos del Centro del Cáncer Memorial Sloan-Kettering en Nueva York (Estados Unidos) han conseguido por primera vez derivar un número ilimitado de células mesenquimales precursoras, capaces de dar origen a células de grasa, cartílago, hueso y del músculo, a partir de células madre embrionarias humanas. El descubrimiento, que se publica en la revista “PLoS Medicine”, podría ser utilizado para la reposición de hueso, cartílago o músculo en terapias de células madre.

Los investigadores tomaron dos líneas de células madre embrionarias humanas completamente indiferenciadas y a través de su cultivo junto con células de ratón estimularon su conversión en células mesenquimales. Los científicos trataron entonces estas células con componentes para hacerlas cambiar en células especializadas de hueso, cartílago, grasa y músculo.

Los científicos fueron capaces de confirmar que estas células eran todas células humanas y que no había evidencia de que las células se convirtieran en cancerosas.

Los expertos explican que los precursores mesenquimales derivados de células madre embrionarias humanas son diferentes de las células mesenquimales adultas porque pueden diferenciarse en músculo esqueletal además de en grasa, cartílago y hueso.

Según los investigadores, un número limitado de células madre mesenquimales ha conseguido ser aislado de la médula ósea adulta y tejidos conectivos, pero cultivar estas células a partir de estos recursos supone procedimientos invasivos y la capacidad de un donante apropiado. La capacidad de estas células para la proliferación a largo plazo también es pobre. En contraste, las células madre humanas embrionarias podrían proporcionar un número ilimitado de células especializadas.

Según los científicos, la alta pureza, accesibilidad ilimitada y sus múltiples usos de los precursores mesenquimales derivados de las células madre embrionarias humanas proporcionará las bases para estudios preclínicos en ratones que evalúen la seguridad de estas células. Los investigadores han dado ya el siguiente paso en esta investigación y están analizando el potencial terapéutico de las células musculares derivadas de las células madre embrionarias en modelos de animales con desórdenes musculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *