El neurólogo portugués Antonio Dasmacio, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica

El jurado destaca su aportación a la lucha contra el Parkinson y el Alzheimer

OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS)

El neurólogo portugués Antonio Damasio fue galardonado hoy con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, tras reconocer el jurado sus aportaciones a la lucha contra enfermedades que “por su gravedad y extensión tanto preocupan a la Humanidad, como el Parkinson y el Alzheimer”. Damasio fue finalista en las deliberaciones del jurado junto con el físico teórico español Juan Ignacio Cirac y la candidatura conjunta de los biólogos Peter Lawrence y Ginés Morata.

Según el acta del jurado, que fue leída por su presidente, Julio Rodríguez, Damasio es reconocido en todo el mundo como uno de los más importantes cientificos “cuya aportación está siendo esencial para el conocimiento de los mecanismos que rigen el funcionamiento del cerebro”.

Los miembros del jurado también han querido reconocer las revelaciones que han supuesto sus estudios, según los cuáles “áreas cerebrales ejercen una decisiva influencia en la conducta humana, particularmente en los procesos de emoción y elaboración de los sentimientos, así como un mejor entendimiento de las bases cerebrales del lenguaje y la memoria”.

Tampoco ha pasado desapercibido para el jurado la labor divulgativa del neurólogo portugué, que facilita “el acceso de amplias capas de la sociedad a una mejor comprensión de la conducta humana”. Todos estos ingredientes hacen posible que la obra de Damacio goce “de un extraordinario prestigio en el mundo científico internacional”.

La candidtura de Damasio fue propuesta por Francisco Mora Teruel, miembro del Jurado, con el apoyo de la Sociedad Española de Neurología. Damasio nació en Lisboa en 1944 yu es doctor en Medicina por la Universidad de su ciudad natal (1974). El científico portugués es también profesor distinguido y director del Departamento de Neurología de la Universidad de Iowa, donde ocupa la cátedra M.W. Van Allen, y profesor del Instituto Salk de La Jolla (California).

Su trabajo se ha centrado en la investigación de problemas decisivos en la neurociencia básica de la mente y el comportamiento, y también sobre enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer, como ha reconocido este mediodía el jurado del Principe de Asturias de Investigacion Cientíca y Técnica. Sus contribuciones han tenido gran influencia en la comprensión de las bases neuronales de la toma de decisiones, las emociones, el lenguaje y la memoria.

Tiene numerosos artículos escritos en revistas científicas y ha publicado varios libros como “La razón y el cerebro humano” (1994), “El cuerpo y la emoción en la construcción de la conciencia” (1999) y “Mirando a Spinoza: Joy, Sorrow, y el cerebro consciente” (2003). Su último trabajo es “El interior de la persona: el cerebro en sí mismo (2003). Es miembro del Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias (EE.UU.) y de las academias americana y europea de las Artes y las Ciencias, así como de la Real Academia de Medicina de Bélgica.

Posee además varioas premios como el William Beaumont Prize de la Asociación Médica Americana (1990), el Premio Pessoa (1992), el Golden Brain Award (1995), el Premio Plasticité Neuronale de la Fundación Ipsen (1997), el Premio Reenpaa en Neurociencia de Finlandia (2000), el Premio Arnold Pfeffer y la Medalla al Mérito Científico del Centro Reina Sofía para el estudio de la violencia. Éste es el quinto galardón que se falla de la vigésimo quinta edición de los Premios. Hasta el momento han sido galardonados Simone Veil (Cooperación Internacional), los grandes institutos culturales europeos (Comunicación y Humanidades), Nélida Piñón (Letras) y Giovanni Sartori (Ciencias Sociales).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *