Los investigadores de Atapuerca intentarán hallar más restos en Gran Dolina para profundizar en el origen del Antecessor

Clemente visitó esta mañana las nuevas instalaciones, en las que la inversión de la Junta supera 1,3 millones de euros

ATAPUERCA, (BURGOS), 20 (EUROPA PRESS)

Los investigadores de las excavaciones arqueológicas de los yacimientos de Atapuerca continuarán sus trabajos en el nivel TD-6 de Gran Dolina, en la cuadrícula adyacente a donde apareció la mandíbula más antigua de Europa en 2003 y que, tras los análisis científicos oportunos, hace plantearse el origen del Homo antecesor. El objetivo es hallar otros restos que permitan ir aumentando el tamaño del cráneo y obtener más datos.

Las tareas se continuarán también en la Sima del Elefante, que alberga secuencias cronológicas y en él se encuentran las pruebas más antiguas de presencia humanas con más de 1 millón de años, además de la Galería, El Portalón y la Sima de los Huesos.

Según dijo el codirector de las excavaciones José María Bermúdez de Castro, “hemos propuesto que quizá esta especie, tenga en lugar de un origen directo africano, tenga un origen asiático, entendiendo que Asia es muy grande. No estamos diciendo que esta especie proceda de China ni Indonesia; Asia es muy grande y hay que seguir investigando”, declaró.

Reiteró que el origen concreto del Antecessor es “difícil de decir”, mientras que su compañero Juan Luis Arsuaga sostuvo que de alguna manera está relacionado con la especie humana actual. En cualquier caso, Bermúdez de Castro considera que el Homo Antecessor responde a la primera salida del género homo fuera de África, que ocurrió hace 2 millones de años, lo que no significa que “viniera directamente hacia Europa”, y añadió que tal vez llegó desde una región como Asia. Según sus palabras, la comunidad científica internacional se quedó “perpleja” por la buena conservación de esta mandíbula.

MÁS HALLAZGOS POR ESTUDIAR

El investigador añadió que quedan todavía algunos hallazgos por estudiar, como un parietal, todavía sin estudiar. Fue fruto de las campañas de 2003 y 2004, ya que aparecieron dos piezas. Se trata de la pieza más completa de Homo Antecessor. El hueso tiene sutura frontal con el occipital, por lo que posee la longitud completa y permite hacer ciertos cálculos.

Los investigadores utilizaron un cráneo de Homo Ergaster, una especie cuyo hallazgo se remonta a los años 80 en África, y determinaron que no se correspondía con él. Dicho cráneo tiene unos 900 centímetros cúbicos, y el hecho de que la pieza no se acomode a él sugiere que la especie a la que pertenece tenía una mayor capacidad craneal, con lo que se aproxima más al Antecessor.

Por su parte, el codirector Juan Luis Arsuaga detalló otros descubrimientos científicos, a raíz de los hallazgos en un yacimiento de época reciente, que es el del Portalón. Tras el estudio del ADN de los animales domésticos de hace 4.000 años, los científicos averiguaron que uno de los ejemplares estudiados tiene un origen africano, lo que les obliga replantearse las posibles conexiones entre África y la Península Ibérica y Europa en una época muy anterior a la llegada de los árabes.

DECLARACIÓN DE ESPACIO CULTURAL

Los codirectores de las excavaciones comparecieron acompañados de la consejera de Cultura, Silvia Clemente, quien vistió las nuevas instalaciones financiadas por el Gobierno regional para conjugar la actividad científica y de investigación con la divulgación y recepción de visitas.

La consejera recordó que desde hoy el BOCYL publica la resolución por la que se inicia este procedimiento. Un inicio que tiene ya efectos vinculantes para todos los aspectos relacionados con los usos que se deben llevar a cabo tanto en el yacimiento como en la zona de influencia definida, y que incluye los límites administrativos de los municipios de Ibeas de Juarros y de Atapuerca.

Esto permitirá, según Clemente, “garantizar la visión del paisaje completo que tenían los hombres que se encontraban aquí y que se datan en más de un millón de años”. La Consejería de Cultura y Turismo invirtió en el último año 1.342.905 euros en los yacimientos de Atapuerca, dentro de las actuaciones enmarcadas en el Plan de Patrimonio Histórico.

Los trabajos acometidos por la Junta se centraron en 3 zonas de los yacimientos. La más destacada es la Trinchera del Ferrocarril, en la que se ha instalado una cubierta de protección de la Sima del Elefante. El nuevo edificio del guarda, un acceso a la Trinchera y trabajos de seguridad en taludes rocosos. Estas actuaciones tuvieron un coste total de 888.543 euros.

Las otras dos zonas de actuación han sido la ampliación del parque arqueológico de Atapuerca, por 329.966 euros y la adecuación del Aula Emiliano Aguirre, con una inversión de 124.396 euros. Asimismo, se ha redactado un proyecto para la renovación del sistema de abastecimiento de energía eléctrica mediante la instalación de paneles fotovoltaicos. La consejera recordó que la inversión de la Junta en los yacimientos de Atapuerca en los últimos años ronda los 5 millones de euros. En otro orden de cosas, destacó el incremento de visitas que está recibiendo la zona. El año pasado fueron cerca de 75.000 y en lo que va de 2005 ya son 50.000 las que se han registrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *