Un grupo de investigadores descubre la forma en que el sistema inmune del cuerpo ataca a invasores extraños

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Un grupo de investigadores del Instituto Médico Howard Hughes han descubierto la forma en la que la célula T, el principal “guerrero” del sistema inmune del cuerpo, organiza las moléculas de señalización que movilizan el armamento utilizado para atacar a invasores extraños.

Los investigadores afirman que sus descubrimientos básicos, publicados hoy en la revista “Cell”, aportan nuevo conocimiento que podría ayudar al desarrollo de fármacos que modulen el ensamblaje de moléculas del sistema inmune en complejos funcionales.

El investigador del Instituto Ronald Vale señaló que una teoría popular ha sido que los componentes de esta maquinaria de señalización están organizados en “balsas lipídicas” (islas de moléculas de lípidos que se atraen mutuamente y que flotan en la membrana plasmática semilíquida que demarca el límite de la célula).

“Hay una idea popular de que las balsas lipídicas permiten que las células T mejoren las inmunorrespuestas concentrando las moléculas de señalización en subdominios funcionales, en lugar de hacer que se muevan aleatoriamente para encontrarse dentro de la membrana plasmática. Pero la mayor parte de los datos derivan de experimentos bioquímicos en lugar de observaciones en células vivas”, dijo.

Los investigadores localizaron “islas” que estaban muy enriquecidas en moléculas de señalización. También rastrearon los movimientos de las moléculas de señalización aisladas que fueron marcadas fluorescentemente y cuyas características bioquímicas sugerían que estarían asociadas o no con las balsas lipídicas.

Los experimentos de los investigadores revelaron que los microdominios de señalización que salpicaban la superficie de la membrana no eran balsas lipídicas, subrayó Vale.

A este respecto indicó que sus experimentos sugieren que las interacciones moleculares entre las proteínas gobiernan estas asociaciones y la creación de microdominios proteicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *