Portugal.- Comienza a funcionar una fundación para la investigación biomédica, con un patrimonio de unos 500 millones

LISBOA, 14 (de la corresponsal de EUROPA PRESS Patricia Ferro)

La Fundación Champalimaud para la investigación biomédica, la gran sorpresa del testamento del empresario Antonio Champalimaud, fallecido hace poco más de un año, fue hoy presentada públicamente por su presidenta, Leonor Beleza, que aseguró que “nunca, nunca se utilizará el patrimonio de la misma”, que debe rondar los 500 millones de euros.

En el testamento del multimillonario portugués, que fue uno de los accionistas mayoritarios del Banco Santander, se especificaba que el 24,3% de su fortuna, estimada en 2003 por la revista Forbes en 1.200 millones de euros, sería para crear esta institución destinada a la investigación científica en el campo de la medicina y que llevaría el nombre de sus padres, como forma de rendirles tributo, “Fundación D.Anna Sommer Champalimaud y Dr. Carlos Montez Champalimaud”.

Pero el industrial y banquero también dejó dispuesto el nombre de la presidenta, que explicó que “la forma como la dotación será invertida y como los rendimientos serán aplicados determinarán, en gran medida, la capacidad de la fundación para cumplir su misión”.

“Debemos maximizar los recursos de que disponemos, pero por encima de todo deberemos garantizar la existencia perpetua de la fundación, por ello nunca, nunca nos desharemos del patrimonio”, agregó.

En la presentación a la que asistió el presidente de la República, Jorge Sampaio, y numerosas personalidades del mundo de la política y la economía, Leonor Beleza anunció que cada dos años concederán el Premio Champalimaud de Ciencia, a una institución que destaque en la investigación de las “enfermedades que afecten a la visión”.

Aunque la fundación es portuguesa “tiene vocación universal”, dijo Leonor Beleza que defendió “una institución que sea de formación, de prestación de cuidados e investigación, que demuestre que existe la posibilidad de investigar en un ambiente ético, humano y técnicamente muy exigente”.

Su actividad se desarrollará a favor de la ciencia e investigación científica a través de múltiples instrumentos como el apoyo a científicos reconocidos y a nuevos talentos que se puedan instalar en Portugal, desarrollando acuerdos con instituciones congéneres y creando un centro de investigación propio con medios adecuados. Además se centrará especialmente en enfermedades que afecten a las zonas del mundo menos favorecidas, explicó su presidenta y ex ministra de sanidad.

La presentación pública de la Fundación coincidió con la primer reunión del consejo de Curadores, que eligió como presidente al abogado de Antonio Champalimaud, Daniel Proença de Carvalho. A partir de hoy, la institución tiene existencia plena, con sus órganos totalmente constituidos y en funciones, y con los medios que el fundador le atribuyó.

La fundación cuenta con un Consejo de Administración constituido por María Leonor Beleza, Antonio Borges y Joao Silveira Botelho. Un Consejo de “Curadores”, que garantizan el cumplimiento de los principios orientadores de la institución y entre los 12 miembros están la ex presidenta de Irlanda, Mary Robinson, el ex primer ministro portugués, Aníbal Cavaco Silva, o el científico luso Antonio Damasio. Además existe un Consejo científico y uno Ético.

Constituida por António Champalimaud en su testamento, la Fundación fue reconocida el 17 de diciembre de 2004 y sus estatutos fueron publicados en el Diario de la República el 21 de enero de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *