300 científicos debaten en Pamplona sobre nuevos fármacos en oncología, terapia génica y enfermedades degenerativas

La Universidad de Navarra acoge los días 16 y 17 un congreso internacional en el que intervienen expertos de veinte países

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

Cerca de trescientos investigadores se reunirán en Pamplona entre el 16 y 17 de junio con motivo del XIV Congreso Internacional PAGE (Population Approach Group in Europe), organizado por la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra y patrocinado por la empresa farmacéutica Eli Lilly.

Desde hace trece años, la asociación PAGE -formada, entre otros, por científicos de investigación básica y clínica- trabaja con un doble objetivo: intercambiar conocimientos y presentar los últimos avances en técnicas de modelización poblacional aplicadas al desarrollo y uso clínico de medicamentos.

En la presente edición, 40 comunicaciones orales y 105 pósteres centrarán la atención de expertos procedentes de una veintena de países como Estados Unidos, Australia, Japón o Suecia, en áreas de interés como la oncología, terapia génica y enfermedades degenerativas.

Según explica Iñaki Fernández de Trocóniz, uno de los organizadores del congreso, las técnicas de modelización tratan principalmente de optimizar el desarrollo de nuevos fármacos a través de modelos matemáticos que puedan predecir su comportamiento. “En la vida real existen tantas variables que resulta imposible realizar ensayos clínicos con el fin de explorarlas en su totalidad”, señala.

En su opinión, la posibilidad de simular diferentes escenarios y evaluar su impacto sobre la eficacia y seguridad del medicamento en desarrollo representa una herramienta muy atractiva, especialmente para las compañías farmacéuticas. “De hecho, más del 60 por ciento de los participantes en el Congreso proviene de la industria farmacéutica, que cuenta ya con sus propios departamentos de Modelización y Simulación”, explica.

Por otro lado, Iñaki Fernández de Trocóniz recuerda que este tipo de metodología también tiene su aplicación en el entorno hospitalario, donde se emplea para mejorar la administración de dosis individualizadas de acuerdo a las características del paciente. “Sobre todo, resulta muy útil en poblaciones especiales, o de riesgo, que debido quizás a su reducido número, no cuentan con información completa acerca del comportamiento del medicamento”, señala.

Otro grupo igualmente interesado es el de las agencias de regulación de medicamentos. “Es importante que ellos conozcan las ventajas de estas técnicas, por lo que suponen para el desarrollo racional de los medicamentos, tal como se lleva realizando desde décadas en Estados Unidos”, concluye el experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *