Salud.- MSF reclama más investigación sobre tratamientos, diagnósticos y vacunas para enfermedades olvidadas

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) ha reiterado su llamamiento para reclamar más inversión en la investigación de tratamientos, diagnósticos y vacunas para las llamadas 'enfermedades olvidadas', las que afectan a los más pobres del planeta y que no suelen ser objeto de la I+D de las farmacéuticas, en el marco de la iniciativa 'Drugs for Neglected Diseases' (DNDi) a la que se han unido ya ONG, científicos y premios Nobel de todo el mundo.

La ONG denuncia, por ejemplo, que la 'enfermedad del sueño' (leishmaniasis), al igual que otras enfermedades que afectan a los países pobres, se tratan actualmente con tecnologías médicas "ineficaces". En una enfermedad tan habitual como la tuberculosis, ni siquiera es posible el diagnóstico en la mitad de las veces, y en los casos de combinación de tuberculosis y sida, "la prueba es todavía menos fiable".

"No podemos aceptar el tener que practicar una medicina de segunda clase sólo porque nuestros pacientes viven en países pobres", explica el coordinador de I+D de la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF, el doctor Tido von Schoen-Angerer, quien reclama que las innovaciones médicas se basen "en las necesidades de los pacientes olvidados".

Para ello, los firmantes de esta iniciativa consideran necesario un mayor "liderazgo político" a la hora de definir prioridades en el campo de la investigación: que se garantice un apoyo económico "sostenido" a estas investigaciones y se complete con la reducción de barreras como las patentes que limitan el acceso a medicamentos esenciales.

Estos retos ya se están abordando desde algunas asociaciones cerradas por los sectores público y privado, pero este tipo de iniciativas, en opinión de MSF, son de efecto limitado y "no constituyen la solución al problema". Debe tratarse de un "esfuerzo global" en el que se garantice la sostenibilidad de la financiación y que no dependa tanto como ahora de las donaciones sin ánimo de lucro.

"La Organización Mundial de la Salud todavía no da a esta cuestión la prioridad que requiere", insiste la ONG, insistiendo en que este es un "arduo, largo y ambicioso trabajo" que exige "una I+D en materia de salud en toda regla" y "una inversión masiva en el campo de la ciencia durante muchos años".

MSF recuerda que actualmente el gasto en investigación médica alcanza los 100.000 millones de dólares anuales (unos 80.000 millones de euros), cuando "en realidad se necesitan 3.000 millones". Estos costes, además, se cubren básicamente con la venta de medicamentos. "Está claro que las prioridades que se han fijado están equivocadas", lamenta.

La DNDi fue creada en 2003 por siete organizaciones de todo el mundo: cinco instituciones del sector público (la Fundación Oswaldo Cruz de Brasil, el Consejo Indio de Investigación Médica, el Instituto Keniano de Investigación Médica, el Ministerio malayo de Sanidad y el Instituto Pasteur de Francia), una organización humanitaria (la propia MSF), y el Programa de Investigación sobre Enfermedades Tropicales dependiente de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y el Programa de Desarrollo de la ONU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *