José Barluenga recibe el Premio Jaime I “lleno de honor” y pide inversión en I+D para que España esté en el primer mundo

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

El catedrático de la Universidad de Oviedo y director del Instituto Universitario de Química Organometálica “Enrique Molés”, José Barluenga Mur, aseguró hoy que ha recibido el Premio Rey Jaime I en Investigación Básica “lleno de honor y satisfacción profunda” por que “un jurado tan prestigioso considere que yo puedo tener méritos para que se me conceda este galardón”. Asimismo, el profesor subrayó, en declaraciones a Europa Press, la importancia de la investigación que se realiza en las universidades y pidió una mayor inversión para que España esté “en el primer mundo”.

Barluenga recalcó que la concesión de la distinción, anunciada hoy por el vicepresidente de la Generalitat, Víctor Campos, le ha provocado una “gran sorpresa porque yo sabía que había sido propuesto pero estoy convencido de que había otros aspirantes que tienen tantas o más cualidades que yo”.

El catedrático, que ha sido premiado por sus trabajos pioneros en Química Orgánica, destacó que “la labor de investigación de la Universidad a nivel mundial es esencial para el desarrollo de la humanidad”.

En este sentido, utilizó un símil deportivo para manifestar que en el ámbito académico “hay muchos Ronaldos y Ronaldinhos que están dedicados de una manera entusiasta a la creación de nueva ciencia que va a tener aplicación antes o después y que en algunos casos es muy brillante”.

El profesor de la Universidad de Oviedo reiteró que la investigación científica es “el motor que impulsa el desarrollo de la humanidad” por lo que llamó la atención sobre la necesidad de aumentar la inversión en este campo. Al respecto, recordó que “en los países de nuestro entorno cultural los fondos que se destinan a investigación suponen más del 2 por ciento del PIB, mientras que en España es sólo del 1 por ciento”.

MEJORAR EN TODAS FACETAS

Por ello, consideró que “la situación es España ha mejorado mucho en los últimos años pero es susceptible de mejorar en todas sus facetas”. Es además “deseable si queremos estar en el primer mundo”, agregó.

En concreto, Barluenga calificó de “fundamental invertir en personal cualificado, porque nosotros no sólo hacemos una investigación que supone a posteriori desarrollo sino que además formamos gente”, dijo.

Aludió a “los becarios y a los realizan tesis doctorales, que están intentando resolver problemas a veces muy difíciles, lo que significa que tienen un entrenamiento extraordinariamente bueno para después, cuando la sociedad los incorpora a las industrias, ser gente capaz de resolver problemas”. “Pero para resolver problemas –prosiguió– hay que estar preparado porque cuando uno va a una Olimpíada no puede entrenarse el año antes, sino desde el principio”.

Asimismo, manifestó que “las instituciones universitarias en el mundo entero tienen entre sus tareas fundamentales la investigación básica, que significa encontrar nuevos conceptos, hacer aportaciones conceptuales nuevas en el área que uno está trabajando y ese ha sido mi intento”, explicó.

El erudito resaltó la importancia de encontrar “nuevos conceptos y caminos” en la ciencia “para que más pronto o más tarde puedan tener aplicación práctica y ésta es la labor que hace fundamentalmente las universidades del mundo civilizado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *