Ciencia.- Descubren en EEUU una bacteria capaz de generar electricidad las 24 horas del día

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Científicos de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur han descubierto que una bacteria del tipo “Desulfitobacterium” que consume polución y suele encontrarse en estanques de agua dulce puede generar electricidad hasta 24 horas al día. Las conclusiones del estudio se han hecho públicas durante la reunión anual de la Asociación Americana de Microbiología que se celebra estos días en Atlanta (Estados Unidos).

Según Milliken, director del estudio, las bacterias son capaces de generar continuamente electricidad a niveles que podrían ser utilizados para hacer funcionar pequeños dispositivos y que son capaces de producir electricidad las 24 horas del día. Milliken explica que el uso de bacterias para crear electricidad no es una idea nueva y que otros investigadores han desarrollado células microbianas de combustible utilizando azúcares y productos orgánicos de desecho. Lo que hace este descubrimiento importante es el hallazgo de esta bacteria.

Según los científicos, la bacteria descubierta es un miembro del tipo conocido como “Desulfitobacterium”, de la que hasta ahora se desconocía su capacidad para generar electricidad. Estas bacterias son más conocidas porque disuelven y eliminan la toxicidad de algunos de los contaminantes ambientales más problemáticos, incluyendo los PCBs y algunos disolventes químicos.

Los investigadores explican que estas bacterias son muy diversas, así como sus capacidades metabólicas y los tipos de alimento que pueden consumir. Pueden convertir una gran cantidad de diferentes alimentos en electricidad. La tecnología podría ser utilizada para ayudar en la limpieza de aguas residuales, dando lugar a la supresión del gasto y la generación de electricidad.

Los científicos señalan que estos organismos son los primeros conocidos que se reproducen por esporas y generan continuamente electricidad. Una espora bacteriana es una fase inactiva de crecimiento del organismo muy resistente al calor, la radiación y la sequedad. Tales características podrían ser útiles en futuros diseños de células microbianas energéticas donde el dispositivo no siempre necesitara estar encendido pero que tuviera que sobrevivir largos periodos de tiempo en condiciones adversas antes de ser utilizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *