EE.UU.- Un componente del plástico podría afectar al desarrollo prenatal de los órganos sexuales masculinos

NUEVA YORK, 27 (EP/AP)

El ftalato, on ingrediente artificial que se incluye en la fabricación de productos plásticos, cosméticos y otros productos de consumo podrían alterar el desarrollo prenatal sexual del hombre, señalan nuevas investigaciones.

Un estudio de 85 bebes varones detectan una correlación entre una creciente exposición a algunas formas del ftalato y el tamaño del pene y un incompleto descenso testicular. Es la primera vez que la sustancia ftalato ha sido señalada de influenciar el desarrollo sexual de humanos del sexo masculino.

“Esto es con toda claridad es algo que necesita ser examinado en una muestra más amplia”, dijo Shanna Swan, catedrática de la Escuela y Medicina de la Universidad de Rochester, quien dirige el estudio.

Un documento sobre la investigación será publicado en un próximo número de la revista Environmental Health Perspectives, que publica el Instituto Nacional para las Ciencias de Salud Ambiental. Swan habló el jueves sobre el descubrimiento en una entrevista.

Estudios iniciales realizados en ratas indican que la sustancia química interfiere con la testosterona durante la gestación, produciendo un mal conocido como “síndrome de ftalato”. Las ratas que padecen del síndrome han tenido defectos genitales al nacer, tales como infertilidad y cáncer de testículo.

En décadas recientes se ha visto un incremento entre los tipos de defectos congénitos que podrían deberse a una interferencia en la testosterona en la etapa prenatal, incluso la hipospadia, un defecto en el cual la uretra no se extiende hasta la punta del pene, entre otros.

“Los resultados constituyen un avance a la vez que podrían ser perturbadores”, destacó tanto Russ Hauser, catedrático de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard que no participó en el estudio. “La mayoría de la población estadounidense está expuesta a los ftalatos en el nivel que mide el estudio de Shanna”.

El estudio no necesariamente indica que los niños fueron afectados por estar expuestos a ftalatos, sin embargo, y ninguno de ellos tuvieron defectos congénitos manifiestos. Los expertos hallaron una correlación entre la exposición a a ciertos tipos de ftalatos y a la distancia entre el aparato genital y el ano.

Aunque esa medida no tiene significado fisiológico, está relacionado con el tamaño del pene al nacer y es “un buen indicador de malformaciones internas”, señaló Paul Foster, un importante experto del Instituto Nacional de Ciencias Ambientales.

Ratas recién nacidas y otros animales de laboratorio con síndrome de ftalato tienen inusualmente cortas distancias anogenitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *