Los incidentes de contaminación por ozono en el Aljarafe sevillano se duplicaron los cinco últimos años,según un experto

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

Los incidentes de contaminación por ozono en el Aljarafe sevillano se han duplicado en los últimos cinco años a causa de factores como el calor o el aumento del tráfico de vehículos, según concluye el profesor de Química Física de la Universidad Pablo de Olavide Juan Antonio Anta.

Asimismo, en una respuesta parlamentaria a la que ha tenido acceso Europa Press, la Junta detalla que de 2002 a 2004, en la estación de Alcalá de Guadaíra se pasó de dos a ocho días en los que se registraron superaciones de la contaminación atmosférica por ozono; en Mairena del Aljarafe se aumentó la estadística de siete a 24 y en Dos Hermanas de ninguno –no existía observatorio– a 12 en 2004. De igual modo, en la capital el aumento fue de dos días con superaciones a 14.

Anta explicó que el ozono se genera en el centro de las ciudades aunque se manifiesta en el área metropolitana y, por esta razón, se detecta el máximo nivel de ozono en las afueras. Así, indicó en declaraciones a Europa Press que cada verano se producen más problemas en el barrio de Los Bermejales y en la periferia de Sevilla.

No obstante, la Junta puntualizó en la respuesta parlamentaria que el incremento de puntos en los que se mide el ozono –que ha pasado de cuatro en el 2002 a nueve en el 2004–, las modificaciones en la ubicación de estos puntos y la situación meteorológica de estos últimos años han contribuido a la percepción del incremento de los niveles de ozono. “En ningún caso podemos concluir que nos hallamos en un proceso de creciente contaminación de este tipo de contaminante”, aseveró.

Sin embargo, el profesor de la UPO sí detectó un incremento de ozono a causa sobre todo del aumento del parque automovilístico de Sevilla y restó importancia al factor meteorológico. “Que se dupliquen los incidentes y se incremente año tras año no se debe a que tengamos veranos dobles de calurosos porque de hecho, el verano pasado no fue el doble de caluroso que el anterior”, adujo.

Igualmente, se refirió a la respuesta de la Junta donde dice que este comportamiento no es exclusivo de Sevilla sino que se produce también en otras zonas del territorio andaluz y en otras comunidades autónomas. “Sevilla es la tercera ciudad más contaminada tras Madrid y Barcelona y no es la tercera mas poblada”, apuntó.

Por ello, Anta avisó de la problemática que se va producir este verano con un más que previsible incremento de los niveles de ozono en el aire y pidió a las autoridades que no contribuyan a generar más ozono autorizando la instalación de una central térmica de ciclo combinado en Punta del Verde, “susceptible de producir más ozono”. “Está en juego la calidad del aire que respiramos”, concluyó.

ACTUACIONES DE LA ADMINISTRACION

Las actuaciones que lleva a cabo la Administración van desde informar a la población cuando se superan los límites así como dar cuenta del episodio a las autoridades sanitarias, locales, gubernamentales y a los medios de comunicación. Asimismo, la Consejería de Medio Ambiente dispone de paneles de información a la población e informa a través de su página web.

En verano, desde la Administración autonómica se recomienda a la población que en las horas centrales del día permanezcan al resguardo del sol. En especial se pide a las personas pertenecientes a grupos de riesgo, niños, ancianos y personas con problemas respiratorios, que no realicen esfuerzos desacostumbrados al aire libre. La población más sensible al ozono representa un 10 por ciento del total.

EL OZONO

El ozono es un gas que en las capas superiores de la atmósfera protege a la tierra de los rayos ultravioletas, aunque en las capas inferiores se considera contaminante ya que a altas concentraciones puede resultar perjudicial para la salud. En este último caso el ozono se produce por la reacción química que provocan los rayos solares en otros gases, especialmente los procedentes del tráfico y de la industria.

Así, en los días de mayor calor e intensidad de las radiaciones solares se aceleran las reacciones químicas. En el caso de Sevilla el causante son los gases procedentes del tráfico pese a que el volumen de circulación de vehículos durante los meses de verano es menor en la ciudad y en la corona metropolitana.

Cuando las concentraciones alcanzan los 240 microgramos por metro cúbico de aire de media horaria se presentan síntomas como el dolor de cabeza, tos, náuseas, dolores pectorales al inspirar profundamente y acortamiento de la respiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *