La comunidad aragonesa, pionera en el marcaje de un pollo de quebrantahuesos con emisor vía satélite

ZARAGOZA, 19 (EUROPA PRESS)

Técnicos y Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, miembros de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos y Agentes del Grupo de Rescate e Intervención de Montaña (GREIM) de la Guardia Civil intervinieron ayer en las operaciones de captura, marcaje y suelta de un pollo de quebrantahuesos, al que se le ha incorporado un emisor vía satélite para su seguimiento.

Se trata del primer pollo de quebrantahuesos al que se le coloca este tipo de emisor en todo el mundo, en una técnica que viene usando Aragón para ejemplares subadultos de quebrantahuesos (un total de cuatro) y de águila perdicera.

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, asistió a las operaciones, que tuvieron lugar en la Comarca de Ribagorza, en el Pirineo aragonés, cordillera que es el mayor reservorio de esta especie.

Los técnicos y agentes tuvieron que descolgarse mediante cuerda, para capturar el pollo y trasladarlo unos metros a un lugar seguro para los trabajos de marcaje, consistentes en la colocación de dos emisores –uno de ellos el de vía satélite, de tan sólo 80 gramos, alimentado por una pequeña placa solar, y el otro un radioemisor convencional–, bandas alares de colores y decoloración de plumas para facilitar su identificación a distancia. Tras esta rápida actuación, fue devuelto, sin daño alguno, a su nido.

El ejemplar marcado pesa 5,7 kilogramos, y tiene una edad estimada de 80 días, por lo que dentro de unos 40 días podría comenzar el vuelo. El emisor vía satélite tiene la ventaja de que permite la localización a tiempo real del ejemplar, esté donde esté, con una gran precisión (de hasta 300 metros). Los datos son recogidos por el sistema de satélites NOAA, que orbitan a 800 kilómetros de distancia, y que envían la información mediante el gestor de datos ARGOS.

Los datos se centralizan y codifican en Toulouse (Francia), y los remite a través de correo electrónico a los técnicos que realizan el seguimiento de la especie en Aragón. Por el contrario, el sistema de radioemisor, sólo permite localizar al animal marcado en un radio máximo de unos 50 kilómetros. El seguimiento de ejemplares es fundamental en la gestión de especies amenazadas, ya que permite conocer sus hábitos, movimientos o amenazas que sufra su hábitat.

Este es el primero de los cuatro pollos de quebrantahuesos que está previsto marcar este año en Aragón, Comunidad en la que se han marcado más de 60 ejemplares, con radioemisor, desde el inicio del Plan de Recuperación de esta especie, aprobado por el Gobierno de Aragón en el año 1994. Este Plan ha contribuido al éxito en la recuperación de la especie, declarada en peligro de extinción, que ha duplicado su población en estos once años, hasta situarse en torno a las cien unidades reproductoras en los Pirineos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *