Sólo Europa occidental y Australia logran aminorar el avance del sida, según un miembro del Comité de la OMS

El presidente CAEX advierte que población se ha relajado ante los nuevos avances médicos, provocando un aumento de nuevos casos

CÁCERES, 17 (EUROPA PRESS)

El doctor español y miembro del Comité Asesor de la Vacuna del SIDA de la OMS/ONUSIDA, Rafael Nájera, afirmó hoy en Cáceres con motivo de la inauguración de las Jornadas Transfronterizas sobre VIH/SIDA que se celebran hasta el jueves, organizadas por el Comité Ciudadano Antisida, que sólo en una pequeña parte de Europa Occidental y en algunos países como Australia se está consiguiendo aminorar el avance de la enfermedad.

Según dijo, sólo en los países europeos donde el derecho a la asistencia sanitaria y a los tratamientos es universal se está consiguiendo reducir la velocidad de expansión de esta pandemia, algo que no se ha logrado en el resto de los países del mundo, e incluso en Estados Unidos, donde mucho ciudadanos no tienen la posibilidad de costearse un seguro privado.

Según una nota de los organizadores de las jornadas, la diferencia que hay, por lo tanto, en aplicar políticas de solidaridad y en no aplicarlas, se constata en el hecho de que mientras en España se ha logrado que se reduzcan en un 70 por ciento los casos nuevos, en el resto del mundo el crecimiento de la enfermedad sigue siendo imparable, alcanzando el número de 5 millones de nuevos contagios al año.

El objetivo de la comunidad internacional fue llegar en el año 2004 a que un total de 700.000 personas pudieran recibir tratamiento, y este año se pretende llegar a más de 3 millones.

Sin embargo, y a pesar del esfuerzo que hacen muchos países por poder controlar el contagio de la enfermedad y de poder dar mejor calidad de vida a los infectados, el problema no se soluciona y, menos aún, si se tiene en cuenta que el virus tiene 33 variantes genéticas, y sigue evolucionando y cambiando constantemente.

Para Nájera, los tratamientos y los nuevos medicamentos no son la panacea si toda la población no puede tener acceso a ellos debido al alto coste de las patentes, por lo que indicó que “la solución está, en parte, en la libre circulación de los medicamentos genéricos”.

Asimismo, insistió en que la lucha contra el SIDA, no sólo debe centrarse en proporcionar nuevos medicamentos, sino también en otros aspectos fundamentales como son la vivienda, la sanidad, el trabajo, y, en definitiva, en los derechos humanos.

Por su parte, el presidente del Comité Ciudadano Antisida de Extremadura (CAEX), Santiago Pérez, indicó que la enfermedad está alcanzando “dimensiones terribles en el tercer mundo” y que en los países desarrollados también están aumentando los casos nuevos, sobre todo, los que tienen su origen en las relaciones heterosexuales, debido a que la población se está relajando por la euforia que están provocando los nuevos avances médicos, como explicó.

A lo largo de estas jornadas se presentarán algunos temas de interés como el nuevo “Protocolo de prevención de la transmisión heterosexual del VIH desde la atención primaria”, las políticas sociales y el plan de inclusión social de la Comunidad Autónoma extremeña, así como los nuevos tratamientos en la infección por VIH y la situación actual en la investigación de vacunas y microbicidas.

En las jornadas participan cerca de 150 personas, entre ellas, estudiantes y representantes de las distintas administraciones, profesionales de la sanidad y del trabajo social, voluntarios, activistas, y representantes de colectivos relacionados con el VIH.

En el acto inaugural estuvieron presentes los directores generales de Consumo y Salud Comunitaria y de Migraciones, Cooperación y Prestaciones de la Junta de Extremadura Pedro García Ramos y Miguel Casado Gómez, respectivamente; la concejala de Asuntos Sociales del Auntamiento de Cáceres, Basilia Pizarro, y la vicepresidenta primera de la Diputación Provincial, Ana Guerra, Vicepresidenta Primera de la Diputación de Cáceres.

Pedro García Ramos, encargado de inaugurar oficialmente las jornadas, concedió capital importancia al trabajo y el empuje de la sociedad civil en general y los colectivos como el CAEX en particular, ya que en su opinión es la sociedad la que a veces rompe las barreras que los políticos o los científicos no pueden.

En opinión de García Ramos la situación del SIDA es tan preocupante y grave que en estos momentos “la humanidad no pasaría un examen y si nos mirásemos en un espejo se nos caería la cara de vergúenza al ver que en los últimos años el SIDA ha conseguido que en muchos países la esperanza de vida sea similar a la de tiempos de los romanos”.

Miguel Casado destacó el esfuerzo de la Comunidad Autónoma de Extremadura y aseguró que la última aportación que el Gobierno regional ha hecho a ONUSIDA ronda los 600.000 dólares, superando la aportación global de estados como Francia o incluso España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *