Empresas.- “Tarceva” (Roche) combinado con quimioterapia mejora la supervivencia en cáncer de páncreas

ORLANDO (ESTADOS UNIDOS), 16 (EUROPA PRESS)

Añadir erlotinib, comercializado por Roche con la marca Tarceva, al tratamiento con quimioterapia mejora la supervivencia en un 23,5% en pacientes con cáncer de páncreas avanzado. Así lo indican los datos de un estudio presentado hoy en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO) que se está celebrando en Orlando.

Según un comunicado del fabricante, se trata del segundo tipo de tumor en el que Tarceva ha demostrado beneficios claros, lo que convierte al fármaco (una pastilla diaria) en el primer tratamiento dirigido contra el factor de crecimiento epidérmico (EGFR) que ha demostrado una mejoría en la supervivencia en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico y pacientes con cáncer de páncreas.

Este estudio internacional en Fase III desarrollado por el Grupo de Ensayos Clínicos de la Universidad de Queens, del Instituto Nacional del Cáncer de Canadá, en colaboración con OSI Pharmaceuticals, incluyó a un total de 569 pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado o metastático.

El estudio ha demostrado un aumento estadísticamente significativo en la supervivencia global (23,5%) de los pacientes tratados con Tarceva y gemcitabina, comparados con aquéllos pacientes tratados únicamente con quimioterapia (6,4 meses frente a 5,9 meses). Además, el 24% de los pacientes del primer grupo (en el que se administraba Tarceva) sobrevivieron a los 12 meses, mientras que sólo el 17% lo hicieron en el grupo de tratamiento único con quimioterapia. La supervivencia libre de progresión de la enfermedad en los pacientes tratados con la combinación que incluía Tarceva también fue significativamente superior.

El cáncer de páncreas es la quinta causa de muerte por cáncer en los países desarrollados y el décimo cáncer más común en Europa4 . En 2002 se diagnosticaron más de 78.000 nuevos casos de cáncer de páncreas en Europa y cada año alrededor de 82.000 personas fallecen por esta causa. El cáncer de páncreas es difícil de tratar porque a menudo no responde a quimioterapia y radioterapia, y tiende a extenderse a otras partes del organismo, de ahí su alta tasa de mortalidad y escasa esperanza de vida para los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *