EE.UU.-Un grupo de médicos de Florida desarrolla con éxito un nuevo medicamento en la lucha contra un cáncer sanguíneo

ORLANDO (EEUU), 16 (EP/AP)

Un grupo de médicos que buscaba tratar los síntomas de un cáncer sanguíneo mortal suministrando a los pacientes un medicamento que redujera la necesidad de someterlos a transfusiones de sangre. Para sorpresa de algunos de ellos, las señales de la misma enfermedad desaparecieron en casi la mitad de los pacientes.

Los especialistas indicaron que el fármaco experimental, Revlimid, parece ser un descubrimiento revolucionario como el primer tratamiento efectivo para muchos pacientes del síndrome de mielodisplastia, o MDS, que es incluso más común que la leucemia.

“Podría ser que, si no erradica la enfermedad, sí podría provocar lo que consideraríamos una remisión profunda” señaló el médico David Johnson, un oncólogo especialista del Centro de Cáncer Vanderbildt – Ingram, quien está enterado de la investigación pero no participó en ella.

El Revlimid “aún no está en el mercado, pero casi seguramente lo estará” debido a los resultados, indicó el doctor Johnson.

El MDS se refiere a una serie de males causados por las deficiencias de la médula ósea que no produce células maduras y saludables. Hay entre 15.000 a 20.000 nuevos casos de esta enfermedad que se diagnostican anualmente en Estados Unidos, y aproximadamente unos 50.000 estadounidenses sufren de la enfermedad en la actualidad.

Ellos normalmente sufren anemia y fatiga y requieren transfusiones de sangre cada ocho semanas para mantenerse vivos.

“Es un problema grave, que tiende a afectar a personas mayores, y es fatal para la mayoría”, señaló el médico Herman Kattlove, un especialista en enfermedades de la sangre de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer.

El Revlimid es similar a la talidomida, un fármaco afamado por provocar defectos de nacimiento hace algunas décadas pero que en los últimos años ha resultado efectivo para otro tipo de cáncer en la sangre: el mieloma múltiple.

Los investigadores no saben aún cómo trabaja el medicamento, excepto que fortalece el sistema inmune de varias maneras.

En estudios a pequeña escala, el Revlimid mostró resultados prometedores con efectos secundarios mucho menores, mientras que en un estudio nuevo, los médicos probaron en fármaco con 115 personas con la enfermedad y que tenían en común el mismo defecto de un cromosoma que causa la enfermedad.

Después de que las personas consumieron el medicamento durante seis meses, un 66 por ciento de ellos no necesitaron más de las transfusiones sanguíneas, señaló el director del estudio, el doctor Alan List, del Centro Oncológico H. Lee Moffitt en Tampa, Florida. Un año más tarde, tres cuartas partes de los enfermos aún no necesitaban de transfusiones.

Sin embargo, la gran sorpresa fue que las señales de mutación genética que alimentaba a la enfermedad disminuyeron en 81 pacientes, y en 51 desaparecieron totalmente.

“La anormalidad cromosomática desapareció completamente, algo que no habíamos visto antes” en algún medicamento con el que se buscaba mejorar la producción de glóbulos rojos, indicó List.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *