Un estudio del Clínic de Barcelona revela que la cápsula endoscópica detecta con mayor rigor los pólipos en el intestino

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

Un estudio elaborado por el Hospital Clínic de Barcelona revela que la cápsula endoscópica, un pequeño aparato con forma de píldora fácil de tragar que se utiliza para explotar el intestino, detecta con mayor precisión los pólipos en el intestino que la técnica actual, llamada contraste de bario.

Según publica hoy la revista “Gastrointestinal Endoscopy”, esta nueva herramienta de exploración minimiza además las molestias del paciente y mejora la sensibilidad de las técnicas endoscópicas en el estudio del intestino delgado.

Aunque se trata de un sistema caro que todavía se encuentra en proceso de evaluación, los autores de estudio creen que la cápsula endoscópica puede aportar mejorar diagnósticas importantes.

Las primeras imágenes obtenidas con este técnica son del año 2000. La cápsula tiene unas dimensiones de 27 x 11 milímetros, por lo que resulta fácil de tragar. Al tragarla, el aparato viaja por el interior del aparato digestivo sin causar molestias al paciente.

Durante la exploración, la cápsula toma imágenes que quedan registradas gracias a un aparato que el paciente lleva atado a la cintura. La cápsula capta dos imágenes por segundo y una vez procesadas se convierten en un archivo de video. Además, dispone de otros sensores, cada vez más sofisticados, como los que permiten analizar la composición del entorno para detectar pequeñas hemorragias.

Según los resultados obtenidos en el estudio, la cápsula pudo identificar pólipos en 7 de los 24 pacientes que participaron en el mismo, mientras que el contraste de bario sólo los detectó en tres pacientes. Actualmente, se trabaja para determinar si los pacientes con colitis indeterminada también se podrían beneficiar del sistema a la hora de valorar la gravedad real de la lesión.

El estudio ha sido dirigido por los doctores Josep Llach y Josep Maria Bordas de la Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital Clínic de Barcelona y se ha llevado a cabo en la Clínic de Alto Riesgo de Cáncer de Colon, que coordina el doctor Antoni Castells del Servicio de Gastroenterología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *