El riesgo cardiovascular en los trabajadores jóvenes es de un seis por ciento, según un estudio

Dos tercios de las personas propensas a sufrir una enfermedad coronaria lo desconocen

A CORUÑA, 5 (EUROPA PRESS)

El riesgo de los trabajadores jóvenes de sufrir una enfermedad cardiovascular se sitúa en el seis por ciento, según afirmó hoy el doctor Miguel Ángel Sánchez Chaparro, coordinador de un estudio para prevenir este tipo de patologías.

Los primeros datos del informe revelan que dos tercios de los trabajadores que están en situación de riesgo no lo saben y alerta de que en un plazo de diez años un porcentaje elevado podría morir a causa de una enfermedad cardiovacular. “De ahí la importancia de reducir los factores de riesgo”, incidió Sánchez Chaparro.

El experto, que participa en el “XVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Arterioesclerosis” que se celebra desde ayer y hasta el sábado, en el Palacio de Congresos y Exposiciones de A Coruña, explicó que sin estos factores (tabaquismo, hipertensión, colesterol alto y diabetes) la posibilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular “se reduciría hasta en un 80 por ciento”.

23.000 BAJAS AL AÑO

El estudio de la Sociedad Española de Arterioesclerosis revela que en España se producen más de 23.000 bajas anuales por enfermedades cardiovasculares. “Se trata de patologías muy graves, por eso la duración media de una baja es de seis meses”, señaló Javier Román, director médico del informe, que también determina que las bajas laborales le cuestan al Estado 230 millones de euros al año y 400 a las empresas.

Respecto a la labor de prevención, en la presentación del congreso los especialistas apostaron por los “alimentos funcionales”, derivados lácteos con componentes vegetales cuya ingesta diaria puede reducir hasta un 15 por ciento los niveles de colesterol.

LÁCTEOS Y COLESTEROL

En este sentido, Francisco Pérez Jiménez, del Hospital Universitario Reina Sofía de Cádiz, aseguró en rueda de prensa que la incorporación de estos alimentos a la dieta no sólo podría completar o limitar el consumo de medicamentos “sino resolver entre el 80 y el 90 por ciento de los casos de colesterol alto”.

Así, el experto recomendó el consumo de esteroles vegetales, cada vez más presentes en los productos lácteos, y vaticinó que en el futuro los médicos podrán personalizar dietas para regular los niveles de colesterol de sus pacientes.

“El desarrollo de la genótica permitirá conocer el código genético del paciente y recomendarle qué alimentos puede y no puede tomar”, subrayó Pérez Jiménez, quien precisó que las dietas a la carta no serán realidad hasta dentro de una o dos décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *