Científicos valencianos colaborarán con coreanos e ingleses para crear una red global de investigación con células madre

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

Científicos del Centro de Alta Teconología Príncipe Felipe de Valencia acordaron hoy colaborar con investigadores de la Universidad de Cambrige y la de Seúl con el fin de crear una red global de investigación con células madre, según anunció hoy el director científico de esta entidad y del Instituto Valenciano de Infertilidad, Carlos Simón, que dirigió el grupo que el pasado año obtuvo por primera vez en España la derivación de líneas celulares a partir de células madre embrionarias.

Así lo indicó durante la última jornada del I Congreso Internacional IVI que bajo el título “Reproducción y medicina materno fetal”, se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Valencia. En esta sesión, dedicada a las nuevas tecnologías en estas materias, intervinieron el profesor Woo Suk Hwang, cuyo grupo de la Universidad de Seúl logró el pasado año clonar embriones humanos para posteriormente extraerles células madre con potencial para transformarse en células específicas de casi todos los tejidos adultos, y el profesor de Medicina Regenerativa de la Universidad de Cambridge Roger Pedersen, pionero en esta materia.

Simón explicó que todos ellos visitaron esta mañana el Centro de Alta Tecnología Príncipe Felipe para tratar de una posible colaboración conjunta puesto que el centro de la Universidad de Cambrigde y el de Corea ya tenían establecido un sistema de cooperación, al que se unirá Valencia. En este sentido, Pedersen explicó que el trabajo con células madre “es un esfuerzo que tiene que beneficiar a la humanidad”, especialmente a los países en vías de desarrollo, y subrayó que “no existe ningún país que esté en condiciones de abordar esta gran empresa por sí mismo ni incluso EEUU”.

De ahí que destacó la importancia de la colaboración internacional, con la que se mostró de acuerdo su compañero surcoreano. Woo Suk Hwang añadió que cada país tiene “algunas limitaciones” en algún punto de las investigaciones, ya sean sociales, económicas, políticas o incluso éticas, por lo que sería “muy beneficioso” la creación de alguna iniciativa de cooperación conjunta que comprendiera estos tres países, EEUU o algún otro europeo.

En este sentido, Simón explicó que en la reunión de hoy se estudió “de qué forma se puede crear y la iniciativa de que cada uno pudiera poner lo que mejor hace para crear una red global en la que hubiera una excelencia en clonación terapéutica, derivación celular e investigaciones regenerativas”, en las que es pionero cada centro. Así, explicó que “si nosotros somos buenos en crear nuevas líneas, en Seúl en clonación terapéutica y en Cambridge en la parte genética”, se puede “intercambiar y compartir experiencias para crear una red porque la colaboración mundial hace que la ciencia avance”. Esta cooperación incluiría el intercambio de estudiantes para “mejorar y optimizar los trabajos colaborativos”.

TRABAJOS A PUNTO DE PUBLICAR

Los dos científicos no quisieron avanzar, en rueda de prensa, ningún dato sobre las investigaciones que realizan en cada campo ya que indicaron que sus trabajos están a punto de ser publicados –el primero dentro de dos semanas y el segundo el 1 de mayo– en revistas especializadas y un adelanto de sus estudios podría invalidarlos científicamente.

En este sentido, el profesor Woo Suk Hwang indicó que en su caso está esperando la aceptación para la publicación de los resultados de su estudio sobre clonación terapéutica en una revista especializada, cuya política es prohibir el avance a la prensa de alguno de los datos. Sí que hizo no obstante referencia a sus investigaciones sobre la aplicación de células madre a lesiones de médula, donde trabaja experimentalmente con perros y ratas.

Woo Suk Hwang indicó que también está “a punto” de publicar este trabajo que es “prometedor al tratamiento en el modelo animal que está haciendo no sólo para lesiones medulares sino también para parkinson”. Para ello, explicó que seccionan parcialmente o contusionan la médula de estos animales, comprueban el estado en que se encuentra, que normalmente suele ser una paraplejia, y tratan de regenerarlo con introducción de células madre embrionarias prediferenciadas.

Según dijo, los resultados clínicos es que logran recuperar parcialmente el daño realizado. Este científico espera poder aplicar estas investigaciones en humanos en una media de diez años aunque, según subrayó su compañero de la Universidad de Cambridge, “las predicciones” en materia científica “pueden ser difíciles, especialmente cuando hacen referencia al futuro”.

Por su parte, Pedersen publicará el próximo 1 de mayo, en una revista científica, el trabajo realizado sobre la parte inmunológica de las células madre embrionarias, lo “importante que es que estas células puedan ser rechazadas y los mecanismos propios que hacen que sean particularmente distintas”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *