El Reina Sofía de Córdoba participará en el ensayo de una vacuna que podría controlar la replicación del VIH

CORDOBA, 28 (EUROA PRESS)

Un grupo de inmunólogos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba van a participar en un estudio multicéntrico que persigue ahondar en la eficacia de una nueva vacuna terapéutica contra el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), la cual “podría controlar parcialmente la replicación del VIH al resultar viable, segura y bien tolerada por los pacientes”, según informó hoy el centro en una nota remitida a Europa Press.

En concreto, el jefe del Servicio de Inmunología del complejo sanitario cordobés, José Peña Martínez, será el encargado de coordinar el trabajo que se desarrollará en este centro, que persigue buscar una alternativa eficiente a la combinación de fármacos que se emplean hasta ahora.

En este sentido, Peña Martínez explicó que, si bien la terapéutica actual “ha conseguido mejorar el pronóstico de estos pacientes”, ésta aún “no logra erradicar completamente el virus”. A lo largo de este trabajo, en el que no participarán pacientes del Reina Sofía, los inmunólogos del centro cordobés se dedicarán a analizar muestras de células “de gran importancia inmunológica y procedentes de pacientes del Hospital Clínico de Barcelona”.

El trabajo en el que va a participar el grupo cordobés es uno de los estudios con vacuna que se desarrollará también en distintos centros que integran el nuevo Grupo Español de Vacunas Terapéuticas y Preventivas de la Red de Investigación en Sida (RIS), que a su vez está coordinado por el Institut d”Investigacions Biomédiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS).

Junto al Reina Sofía, trabajarán, igualmente, investigadores del Hospital Clínic y Hospital Germans Trias i Pujol de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón, Hospital Carlos III e Instituto Carlos III de Madrid.

Este proyecto forma parte de la segunda fase del primer ensayo con esta vacuna terapéutica contra el VIH cuyos primeros resultados han sido publicados recientemente en la revista “Journal of Infectious Diseases” y presentados hoy en el Clínico de Barcelona.

Según el Reina Sofía, los investigadores se han mostrado “esperanzados” con las primeras conclusiones dadas a conocer hoy, ya que éstas indican que dicha inmunoterapia podría ser un “firme candidato” para conseguir una respuesta “efectiva” contra el virus el Sida y así hacer viable el control de la infección.

DISMINUYE LA CARGA VIRAL

En el ensayo cuyas conclusiones se conocieron hoy participaron 18 pacientes con infección crónica por VIH-1 que recibieron cinco dosis de esta vacuna con un intervalo de seis semanas entre cada inmunización. A cada uno de ellos se les interrumpió su mediación, el Tratamiento Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA), antes y después de administrarles la vacuna, y se les realizó un seguimiento de un mínimo de 24 semanas que permitió comparar la evolución de la infección.

Los resultados indican que en este grupo de pacientes disminuyó significativamente la carga viral en plasma, reduciéndose como mínimo a una tercera parte de la detectada al inicio del estudio, por lo que se concluye que la vacuna es capaz de controlar parcialmente la replicación viral.

PRUEBA DEFINITIVA

“Esto ofrece una prueba definitiva de que una vacuna terapéutica es posible y supone un importante reto ante esta pandemia de la que en la actualidad hay unos 45 millones de personas infectadas en el mundo”, añadió el investigador.

Para la elaboración de la vacuna se han utilizado virus del propio paciente inactivados mediante calor, un procedimiento que vuelve inocuo el virus. En concreto, se han empleado células dendríticas (cuyo funcionamiento habitual cambia por el VIH) de los pacientes cultivadas in vitro con el fin de obtener una población celular funcional activa.

Estas células son las responsables de atrapar los antígenos de virus, bacterias y otros organismos y presentarlos a las células T para que éstas activen la respuesta inmune. “Por este motivo, las células dendríticas juegan un papel primordial al ofrecer una respuesta efectiva contra un virus tan escurridizo como el del Sida”, concluyó Peña.

ALTERNATIVA ESPERANZADORA

Este primer ensayo ha sido realizado por un grupo de investigadores del IDIBAPS pertenecientes al equipo Enfermedades Infecciosas y Sida y también ha contado con la participación del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

El tratamiento que en estos momentos resulta más eficaz para el VIH es el TARGA, que ha conseguido disminuir “significativamente” la morbilidad y mortalidad asociada a esta infección pero no ha sido capaz de erradicarla por no tener capacidad de eliminar el virus completamente y, por otra parte, por llegar sólo a una población minoritaria.

Ante esta situación, el desarrollo de vacunas terapéuticas y preventivas se presenta como el logro esencial para controlar la infección por el VIH, una necesidad imperiosa en general y especialmente en países en vías de desarrollo.

Las vacunas terapéuticas ahora en desarrollo por grupos españoles se encuentran “entre las más prometedoras” de las que se están probando en todo el mundo. Asimismo, los próximos trabajos del Grupo Español de Vacunas Terapéuticas y Preventivas de la RIS permitirán probar la eficacia de esta inmunoterapia desarrollada con una metodología original en nuestro país que podría situarnos en la primera línea internacional de la lucha contra el Sida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *