Clínic de Barcelona prueba la eficacia del trasplante de células madre para lograr la curación de leucemias agresivas

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

Médicos del Hospital Clínic de Barcelona han demostrado la eficacia del trasplante de células madre para lograr la curación de enfermos afectados por las formas más agresivas de la leucemia linfática y que no responden a los tratamientos habituales.

El trabajo, publicado por investigadores de varios equipos del Instituto de Investigaciones Biomédicas Pi i Sunyer (Idibaps) del Clínic en el “Journal of Clincal Oncology”, demuestra que este tratamiento reduce el número de recaídas.

La primera investigadora que firma dicha investigación es la doctora Carol Moreno, miembro del equipo de trabajo sobre leucemia linfática crónica que lidera el director del Instituto de Enfermedades Hemato-Oncológicas del Clínic, Emili Montserrat.

El trasplante de células madre, progenitores hemopoyectivos con los que se intenta sustituir las células enfermeras, es una alternativa experimental que está dando buenos resultados en personas que no obtienen ningún beneficio con la quimioterapia u otras terapias.

Esta terapia, denominada trasplante alogénico de células madre, se diferencia del trasplante autogénico de progenitores hemopoyecticos porque “el donante no es el propio enfermo, sino una persona que dona médula ósea y cuyas células son compatibles con el receptor”, explicó Montserrat en declaraciones a Europa Press.

Este segundo tratamiento, más convencional, consiste en extraer células madre del propio enfermo, que se le vuelven a inyectar “para que su cuerpo, que se encuentra con un sistema de defensas muy bajas, pueda enfrentarse a la quimioterapia”, según Montserrat.

Sin embargo, el trasplante autólogo de células madre –autotrasplante– “se ha demostrado que no era curativo” y “se han obtenido resultados decepcionantes en las formas de leucemia de peor pronóstico”, precisó este especialista.

El trabajo del Idipabs se realizó con una serie de 50 pacientes con leucemia linfática crónica, que procedían mayoritariamente del Clínic. De éstos, 34 presentaban una variante muy agresiva de esta enfermedad.

En este subgrupo, 14 enfermos recibieron un trasplante de células madre procedente de un donante –trasplante alogénico-, mientras que los otros 20 recibieron un trasplante autogénico u autotrasplante de células madre.

MENOS RECAÍDAS A LOS CINCO AÑOS

Los investigadores demostraron que el riesgo de progresión de la enfermedad a los cinco años fue del 66% en el grupo sometido a un autotrasplante, mientras que la probabilidad se redujo al 17% entre los 14 enfermos que recibieron un trasplante alogénico.

Según Montserrat, con los enfermos con un tipo de leucemia muy agresiva “se pueden obtener curaciones de hasta un 60%” con la aplicación de trasplantes de células madre procedentes de un donante compatible.

Estos enfermos que presentan este tipo de leucemia se pueden detectar fácilmente, por lo que este descubrimiento “permitirá que estos pacientes reciban directamente este tipo de trasplante y no tengan que pasar por otros tratamientos con los que no obtienen respuesta”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *