Gripe.- La OMS ordena a miles de laboratorios destruir cepas de una pandemia de virus de 1957

LONDRES, 13 (EP/AP)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha ordenado a miles de laboratorios que destruyan cepas de una pandemia de gripe, enviada a 18 países como parte de análisis rutinarios, debido a un riesgo, pequeño pero real, de que las muestras puedan provocar una pandemia global de gripe.

“El riesgo de que el trabajador de un laboratorio enferme es relativamente bajo, pero un amplio número de laboratorios lo tienen y si alguien se infecta, el riesgo de enfermedad severa es alto y éste virus ha mostrado ser muy contagiable”, aseguró el ejecutivo para la gripe de la OMS, el doctor Klaus Stohr, a Associated Press.

Las cepas del virus fueron enviadas por una compañía estadounidense a casi 5.000 laboratorios, la mayoría en Estados Unidos, según las autoridades.

De momento se desconoce por qué se enviaron muestras de la pandemia de 1957, que mató a entre uno y cuatro millones de personas, en el equipo de análisis de competencias enviado de manera rutinaria a laboratorios. Se trata de una decisión que Stohr calificó de “imprudente” y “desafortunada”.

Este virus fue “un virus epidémico durante muchos años”, aseguró el portavoz de la OMS desde la sede de la organización, en Ginebra. “El riesgo es bajo pero las cosas pueden empeorar mientras esas muestras estén en el exterior y hay todavía algunas en ahí”, indicó.

La cepa de 1957 no ha sido incluida en las vacunas contra la gripe desde 1968, y ninguna persona nacida después de esta fecha esta inmunizada frente a ella.

Una ejecutiva para la rama de gripe en el Centro federal para Control y Prevención de Enfermedades en Atlanta, Nancy Cox, aseguró que su agencia tuvo noticia de la situación el pasado viernes por la mañana. Cox afirmó que las autoridades dudan seriamente si alguien colocó el peligroso germen o si fue un acto de bioterrorismo.

“No sería una manera inteligente de comenzar una pandemia enviarla a los laboratorios porque tenemos personas entrenadas en biocontaminación”, precisó.

La mayoría de las muestras fueron enviadas a principios de 2004 a petición de el Colegio de Patólogos estadounidenses, que ayudan a los laboratorios a elaborar tests de competencias. El último envío se realizó en febrero.

Casi el 99 por ciento de los laboratorios que obtuvieron los equipos de análisis se encuentran en Estados Unidos, aseguró Stohr. Además, 14 están en Canadá y 61 muestras fueron a parar a 16 otros países en Europa, Asia, Oriente Próximo y América del Sur, según la OMS.

Algunos de los laboratorios fuera de Estados Unidos ya han destruido las cepas, aseguró el portavoz, y la Organización Mundial de la Salud espera que el resto desaparezca antes del viernes.

Los equipos de análisis se usan para controles internos de calidad, de cara a demostrar que un laboratorio puede identificar correctamente virus, para obtener un certificado del Colegio de Patólogos Estadounidenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *