La población cantábrica oriental de oso pardo se recupera y aumentan las hembras reproductoras

La presencia de osos en Cantabria ha crecido y se ha ampliado también el área osera, según la Fundación Oso Pardo

SANTANDER, 12 (EUROPA PRESS)

La población de oso pardo en su núcleo cantábrico oriental ha experimentado en los últimos años un “ligero incremento”, acompañado de un aumento del número de hembras reproductoras, una de ellas asentada en la zona Liébana, lo que denota que se ha “detenido el proceso de regresión” de la especie en la montaña palentina y Cantabria, ha “salido del bache de mediados de los noventa, cuando estuvo a punto de desaparecer”, y empieza ahora a “levantar cabeza”.

Así lo aseguró hoy el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomera, quien, junto al consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca, Jesús Oria, hizo balance de los diez años de colaboración entre ambas instituciones.

Actualmente, la población oriental de osos, la que se asienta en la montaña palentina y se desplaza también a zona cántabra, cuenta con unos 25 ó 30 ejemplares que, “cada vez afluyen más a Cantabria” y “se quedan más tiempo” en las áreas oseras de la región. Entre ellos, una de las hembras reproductoras está sentada en Liébana, según detalló Palomera, quien señaló que el pasado 2004 nacieron dos oseznos, mientras que en 2003 fueron cinco.

En cuanto a la presencia en territorio cántabro, el pasado año se localizaron 174 indicios de presencia de osos, frente a los 51 localizados en el año 1998. Además, tradicionalmente los cinco ayuntamientos oseros eran Campoo de Suso, Polaciones, Pesaguero, Vega de Liébana y Camaleño, y se les han sumado ahora Cabezón de Liébana y Cillorigo.

De esta forma, los montes oseros cántabros tienen ya una “presencia notable” de ejemplares y, aunque la población oriental es la “más amenazada”, presenta “muy buenos síntomas” y los “esfuerzos” de conservación “están dando buenos resultados”, tal y como aseguró Guillermo Palomera.

Por lo que respecta a la población occidental, ronda actualmente los 80 ejemplares y tiene una media anual de ocho osas reproductoras, que alcanzó el pasado año un récord, con once.

ESTACIÓN SAN GLORIO

Preguntados por la influencia que podría tener en la población oriental la posible construcción de una estación de esquí en San Glorio, tanto el consejero como el presidente de la Fundación prefirieron no pronunciarse en tanto no tengan el proyecto.

En este sentido, Palomera aseguró que se lo han pedido a sus promotores, de los que no han obtenido respuesta, y a la Administración de Castilla y León que, según dijo, les ha asegurado que no tiene ningún proyecto registrado.

Por su parte, Oria agregó que tampoco las consejerías afectadas en Cantabria (Ganadería, Medio Ambiente y Cultura, Turismo y Deporte) tienen proyecto alguno.

EDUCACIÓN AMBIENTAL

En la rueda de prensa, Oria repasó también las actuaciones desarrolladas en materia de educación ambiental y otros ámbitos en el marco de los convenios suscritos entre la Consejería y la Fundación Oso Pardo a lo largo de los últimos diez años, a los que se destinaron 315.580 euros en el periodo 1996-2003, además de 225.548 el pasado ejercicio.

Junto a numerosas acciones educativas entre alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria, primero en colegios de las zonas oseras y después por el resto de la región, se ha estudiado la calidad de hábitat para los osos, se ha puesto en marcha la patrulla oso y se han instalado 18 cercados electrificados en Cabezón de Liébana (9), Polaciones (5), Pesaguero (2) y Vega de Liébana (2), para proteger los colmenares de los ataques de los osos, entre otras acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *