El CSIC inicia la construcción del nuevo buque de investigación oceanográfica “Sarmiento de Gamboa”

El barco se construirá en los Astilleros Freire de Vigo y costará unos 22 millones de euros aportados por el Estado y la Xunta

VIGO, 17 (EUROPA PRESS)

La construcción del nuevo buque de investigación oceanográfica “Sarmiento de Gamboa” se iniciará mañana en los Astilleros Freire de Vigo con la colocación en la grada del primer bloque del doble fondo, en un acto que tradicionalmente se denomina “puesta de quilla” y que reunirá a representantes del Ministerio de Educación, de la Xunta y del CSIC.

El nuevo buque -cuya fase de diseño conceptual ya ha sido finalizada- costará un total de 22 millones de euros que serán aportados en distintas cuantías por el Ministerio de Educación y Ciencia -que colaborará con 13 millones de euros-, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) -con 4,51 millones- y la Xunta de Galicia -que ofrecerá 4,4 millones-.

La futura nave contará con una tripulación de 15 personas a los que se sumará un colectivo de 25 científicos que se encargarán de las labores de investigación multidisciplinar para las que se ha diseñado el buque, según las directrices y recomendaciones de la Fundación Europea de la Ciencia que exigen interoperatividad, seguridad, fiabilidad y capacidad.

Al acto de “puesta de quilla” se prevé que asistan el director general de Política Tecnológica del Ministerio de Educación y Ciencia, Carlos Alejandre; el director general de Tecnología y Desarrollo de la Xunta y el de Investigación, José Manuel González y Pedro Merino, respectivamente; así como la vicepresidenta de Organización del CSIC, Montserrat Torné, entre otros.

ALTA TECNOLOGIA

El buque tendrá 70 metros de eslora por 15,5 metros de manga, un propulsor diesel eléctrico de bajo ruido y vibraciones -según recomienda el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES)-, un sistema de posicionamiento dinámico y una cubierta reforzada con capacidad para maniobrar robots y vehículos submarinos hasta 6.000 metros.

Además, se construirá con doble quilla retráctil, góndola acústica y tecnología que le permitirá cartografiar el fondo y subfondo marino, realizar estimaciones de biomasa, determinar corrientes o fijar el posicionamiento de vehículos submarinos operados por control remoto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *