La selección de embriones para curar a un hermano puede causar “problemas éticos” aunque “no insalvables”, según experto

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El titular de la Cátedra de Derecho y Genoma Humano de la Universidad de Deusto, Carlos Romeu, señaló hoy a Europa Press que la regulación del diagnóstico preimplantacional con fines terapéuticos para terceros, que supone en la práctica la selección de preembriones para curar a un hermano que necesite el trasplante de determinadas células u órganos, puede plantear “problemas éticos” que sin embargo “no parecen insalvables”.

Romeu, que valoró positivamente el contenido del borrador de la nueva Ley de Reproducción Asistida presentada hoy por la ministra de Sanidad, Elena Salgado, indicó que “el diagnóstico preimplantacional estaba permitido ya por la ley vigente, lo que no se preveía hasta ahora es la selección de embriones para donar a hermanos”.

“Es un problema que se planteó el año pasado y requería de solución. Desde el punto de vista ético pueden surgir problemas, pero no parecen insalvables si se parte de la base de que será un niño querido que ayudará a su hermano a solucionar una enfermedad crónica y grave”, agregó.

En cuanto a la eliminación del límite del número de ovocitos fecundados, Romeu calificó esta medida de “aceptable”, siempre que se mantenga el máximo de tres preembriones a implantar y que los centros de reproducción asistida no generen un número innecesario de embriones congelados.

“Los centros deben hacerse responsables de no generar un número mayor de embriones del que sea necesario para que la pareja tenga el bebé, hay que manejarlo con cuidado”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *