La polémica rodea el fenómeno de las caras de Bélmez un año después de la muerte de María Gómez Cámara

BELMEZ DE LA MORALEDA (JAEN), 3 (EUROPA PRESS)

La polémica sobre la autenticidad o falsedad del supuesto fenómeno parapsicológico de las “caras” de Bélmez de la Moraleda (Jaén) continúa rodeando la vida de este municipio al cumplirse hoy un año del fallecimiento de la propietaria de la “casa de las caras”, María Gómez Cámara.

El pasado 3 de febrero de 2004 María Gómez Cámara falleció a los 85 años de edad legando a sus cinco hijos la célebre “casa de las caras”, donde el 23 de agosto de 1971 fueron descubiertas las primeras formaciones semejantes a rostros humanos que con el paso de los años llegarían a conformar el fenómeno paranormal de las “caras de Bélmez”, uno de los hechos inexplicables más famosos del mundo.

La muerte de la propietaria desencadenó numerosas especulaciones sobre la posible desaparición del fenómeno, pues la mayoría de las hipótesis vinculaban la evolución de las teleplastias a la vida de María Gómez. De hecho, investigadoras como la jiennense Josefina Vázquez llegaron a afirmar que el 80 por ciento de las formaciones aparecidas en el suelo y las paredes de la vivienda habían desaparecido.

Sin embargo, la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP) desmintió el decaimiento del fenómeno amparándose en que éste siempre había tenido un carácter “cambiante” que ocasionaba la aparición y desaparición aleatoria de las teleplastias e incluso llegó a realizar un experimento en el que se probaba la “autenticidad” del fenómeno reproduciendo artificialmente las condiciones atmosféricas y climatológicas que se registran en la “casa de las caras”.

No obstante, este fenómeno paranormal volvió a acaparar la atención pública cuando el 25 de septiembre de 2004 los miembros de la SEIP preparaban la grabación de unas psicofonías en la casa en la que nació y vivió durante 22 años María Gómez Cámara y descubrieron supuestamente 21 nuevos rostros.

Algunos investigadores vinculados con la SEIP y abanderados por Francisco Máñez cuestionó este último descubrimiento advirtiendo de la existencia de una “técnica casera” mediante la que sería posible plasmar figuras en el cemento gracias la humedad del agua, lo que ocasionó más tarde un artículo publicado en El Mundo en el que se atribuía el fenómeno completo a una trama orquestada entre el Ayuntamiento de Bélmez de la Moraleda y la SEIP.

El pasado 4 de enero de 2005, el Consistorio de Bélmez de la Moraleda aprobó en sesión plenaria emprender acciones judiciales contra el profesional de los medios de comunicación que elaboró este artículo al considerar que éste acusaba de “fraude” a la administración local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *