Unos 600 matemáticos se reúnen en Valencia para “sacar del ostracismo” a esta materia e incidir en sus aplicaciones

El matemático catalán Joaquim Puig, resulta galardonado con el premio a jóvenes investigadores “José Luís Rubio de Francia”

VALENCIA, 31 (EUROPA PRESS)

Unos 600 matemáticos de todas las especialidades se reúnen desde hoy en Valencia en el congreso de matemáticos “Mat.es2005”, que tiene como objetivos “acabar con la mala fama y sacar del ostracismo” a esta materia, además de “incidir en sus aplicaciones en la vida real”, según explicaron los responsables de las principales asociaciones de matemáticos de España que colaboran en el evento, y que lo presentaron hoy en el campus de Burjassot de la Universitat de València.

Las asociaciones participantes en “Mat.es2005”, en el que tendrán lugar 28 ponencias especiales, 15 conferencias en Burjassot y en Valencia, y otros actos complementarios, son la Sociedad Española de Investigación Operativa (Seio), la Sociedad Española de Matemática Aplicada (Sema), La Societat Catalana de Matemátiques (SCM), y la Real Sociedad Matemática Española (RSME).

“Mat.es2005”, que finalizará el próximo viernes, comenzó hoy en un acto al que acudieron el secretario de estado de Universidad e Investigación, Salvador Ordóñez; el rector de la Universitat de València, Francisco Tomás; el director general de Investigación de la Conselleria de Empresa, Universidad y Ciencia, Jesús Pastor; el decano de la facultad de Matemáticas, Juan José Nuño, además de los responsables de asociaciones de matemáticos.

“COHESIONAR” LA MATEMATICA

Nuño destacó entre los objetivos del congreso mostrar el panorama actual de la investigación matemática en España y su aplicación, y “avanzar hacia una comunidad matemática cohesionada” de cara al “International Congress of Mathematicians” que tendrá lugar en Madrid en agosto de 2006, y que se celebra cada cuatro años. Este encuentro es “el más importante” de la comunidad matemática, y en él se deciden las medallas “Fields”, consideradas como el premio Nobel de las matemáticas, informaron fuentes de la organización de “Mat.es2005”.

Sobre el objetivo del congreso, el presidente de la RSME, Carlos Andrada, explicó que “hay que sacarle la mala fama a las matemáticas, apartarlas del ostracismo”. Asimismo, manifestó que desde 2000, que fue declarado año internacional de las matemáticas, “se han realizado muchas actividades en España y se constituyó un foro permanente, el foro español de Matemáticas” con el objetivo de crear una comunidad que integre a asociaciones de matemáticos españoles.

Juan Ignacio Montijano, de la Sema, explicó que “las matemáticas se aplican como cualquier ciencia” e incidió en la importancia de que “los que las apliquen sean los propios matemáticos, que son los que saben, y pueden conseguir mayor eficiencia a la hora de ponerlas en práctica en campos tan diversos como la biología, la medicina o la economía”, explicó. Montijano dijo que el congreso pretende “que la gente sepa que las matemáticas no son un “tocho” que se estudia en el Bachillerato, sino que tienen aplicación en la vida real”, concluyó.

Otras actividades que se celebrarán durante este congreso de matemáticos, en el que participarán hasta 30 docentes de Bachillerato, serán una exposición sobre la relación entre el arte y las matemáticas, que permanecerá un mes en el jardín Botánico de Valencia, así como la presentación de un libro sobre la vida y obra de una gran matemática. Asimismo, el jueves se presentará la “Comisión mujeres y matemática”, constituida por la RSME, según informó la vicepresidenta de esta entidad, Olga Gil.

NUEVO PREMIO

Además, hoy se dio a conocer el nombre del ganador del primer premio a jóvenes investigadores “José Luís Rubio de Francia”, que ha recaido en el investigador catalán de 28 años Joaquim Puig, tras resolver el “Problema de los 10 martinis” planteado sin resolución desde hace 40 años. Este premio, según Olga Gil, pretende reconocer el trabajo “de las mentes jóvenes más prometedoras, como lo fue en su día José Luís Rubio de Francia”, porque, dijo, “cada comunidad tiene sus premios, pero a los jóvenes no se les reconoce su labor”.

Rubio de Francia fue un investigador aragonés que estudió en Princeton y fue uno de los más influyentes internacionalmente durante su carrera. Nació en Zaragoza en 1949 y murió en 1988, y sus discípulos son hoy profesores en varias universidades españolas, indicaron fuentes de la organización de Mat.es2005.

Tanto el premiado como algunos de los comparecientes en la presentación hicieron referencia a los investigadores “precarios” en España. Puig dijo que “hay matemáticos jóvenes que no pueden investigar por falta de continuidad en sus trabajos”, aunque señaló que “el hecho de tener que irse fuera es bueno porque te da una amplitud de miras mayor, es importante salir al extranjero también”, destacó.

Sobre este asunto, Montijano explicó que “hoy no sucede como cuando Rubio de Francia tuvo que emigrar porque España no le ofrecía lo que deseaba, hoy existen grupos de todas las áreas en nuestro país, lo que faltan son recursos para investigación, infraestructuras y más investigación, tanto pública como en empresas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *