Espacio.-Dos astronautas de la ISS salen al espacio a instalar un brazo mecánico e inspeccionar conductos de ventilación

CABO CAÑAVERAL (ESTADOS UNUIDOS), 26 (EP/AP)

Dos astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) dejaron hoy la nave controlada desde La Tierra y salieron al espacio para instalar un brazo mecánico experimental e inspeccionar unos conductos de ventilación que podrían ocasionar averías en el suministro de aire.

Leroy Chiao y Salizhan Sharipov encontraron condensación en los conductos y montaron el brazo robótico, solucionando un problema de una conexión eléctrica floja poco antes de concluir su paseo espacial. “Todo es perfecto”, dijo por radio el Control de la Misión. “¡Gracias a Dios!”, respondieron los astronautas.

El paseo espacial, que no pudo ser televisado completamente debido al enfriamiento de una de las antenas de la estación, fue el primero de Chiao y Sharipov, que llevan ya tres meses y medio en la cápsula. Debido a la cancelación de todos los vuelos de los transbordadores de la NASA, la ISS ha quedado limitada a dos residentes, uno menos de lo habitual.

Por ello, nadie quedó en la nave durante el paseo espacial para vigilar los sistemas de vuelo, por lo que el control de la misión se hizo cargo de esa vigilancia, una práctica cada vez más común tras el desastre del Columbia hace dos años.

Los controladores no llegaron a presenciar el comienzo de la caminata espacial debido al inusual enfriamiento de una de las antenas, orientada en una posición fija en la estación. Tuvieron que conformarse con el seguimiento por audio.

Sin embargo, la luz solar calentó finalmente la antena y las imágenes de televisión comenzaron a ser reflejadas en las pantallas del Control de la Misión a menos de una hora del paseo. Las imágenes duraron sólo unos minutos, y reaparecieron esporádicamente.

Chiao, el comandante estadounidense, y Sharipov, un ruso, montaron el brazo robótico que llegó el día de Navidad junto con los suministros de alimentos. El agua y las vituallas escaseaban hasta tal punto que los astronautas se pusieron en una larga dieta que concluyó sólo con la llegada de la nave de abastecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *