Presentados una quincena de objetos de hace unos 20.000 años, hallados en yacimientos cercanos a Altamira

Al término de este año 2004 el Museo Nacional de Altamira habrá recibido 280.000 visitantes

SANTANDER, 22 (EUROPA PRESS)

Una quincena de objetos de las épocas del Solutrense y el Magdaleniense, en el Paleolítico Superior hace entre 18.000 y 14.000 años, han sido hallados a finales de este verano en las cuevas de Cualventi y El Linar, a escasos cinco kilómetros de Altamira. Una selección de estas piezas (buriles, percutores y adornos para el vestido) fueron presentados esta mañana por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Javier López Marcano, y por el director del Museo Altamira, José Antonio Lasheras.

López Marcano consideró el hallazgo de estas piezas como una “magnífica noticia” de “entre tantas las que da Altamira en relación con la prolífica época del Paleolítico”. El consejero indicó que los objetos “engrosarán” los fondos patrimoniales que el Gobierno cántabro ya exhibe en el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, situado en Santillana del Mar

El director de la institución apuntó que los objetos hallados son percutores (pequeños martillos de precisión para trabajar el sílex), puntas instrumentos de caza, buriles y labradores.

Se refirió especialmente a la talla en piedra de los cuartos traseros de un caballo, que con probabilidad “serviría como adorno para el vetido”, aseveró. Este objeto, conservado sólo en parte, se ha completado mediante una superposición con la parte delantera de un caballo procedente de las cuevas de Nion (Francia).

En opinión de Lasheras, de este modo “se abre toda una reflexión acerca de la globalización en aquella época” ya que “se ve como en el Paleolítico Superior, hace miles de años, comunidades que vivían a 700 kilómetros de distancia tenían connotaciones culturales comunes”, afirmó.

Explicó que todas las piezas proceden de las cuevas de Cualventi y El Linar, cercanas a Altamira (a escasos cinco kilómetros de distancia), en los que los arqueólogos llevan trabajando hace años con el fin de recabar datos “para completar el contexto ambiental” del yacimiento de Santillana del Mar.

Precisó así que en la actualidad se realizan excavaciones “de mayor profundidad estratigráfica” para “conocer más sobre polen, carbones o microfauna”, aspectos “que no están bien conservados en Altamira”, apostilló.

VISITANTES

Por otro lado, Lasheras comentó que, al término de este año 2004, el Museo de Altamira habrá recibido 280.000 visitantes, cifra similar a la del año pasado y que se encuentra entre las más elevadas de los museos españoles, recordó.

No obstante, recalcó que para el Museo de Altamira, al margen de las cifras, “lo interesante es el nivel de satisfacción de los usuarios”, un aspecto en el que, como director, aseguró sentirse “razonablemente satisfecho”.

Además, Lasheras se mostró orgulloso por el hecho de que “por tercera vez en dos años la Organización Mundial de Turismo haya contado con Altamira como ejemplo de servicio de calidad en el turismo cultural”.

Al ser preguntado por la reapertura de Altamira, cerrada en septiembre de 2002 al público, reiteró que “no se puede concretar una fecha” a la espera del dictamen de los expertos que estudian su estado de conservación, aunque matizó que es posible que en 2006 “se pueda tomar una decisión al respecto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *