Las olas de calor en España serán entre tres y cuatro veces más frecuentes en los próximos 50 anos, según la OMM

Este año será el cuarto más cálido desde 1861

BUENOS AIRES, 15 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, María García)

Las olas de calor como la experimentada el verano pasado en España y sur europeo, serán probablemente entre tres y cuatro veces más frecuentes en los próximos 50 años, respecto a la frecuencia actual, según señaló hoy el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Michel Jarraud.

La OMM constata en un informe presentado hoy en Buenos Aires en el marco de la “Cumbre del Clima” que durante junio y julio, el sur de Espana, Portugal y Rumanía fueron azotados por olas de calor, con temperaturas casi sin precedentes que alcanzaron los 40 grados centígrados. En esta línea, Jarraud contestó que los estudios realizados por centro meteorológicos climático indican que “sí existe probabilidad de que haya mayor frecuencia de olas de calor”.

Por otra parte, el informe de la OMM indica que este año 2004 será el cuarto más cálido desde 1861, ya que la temperatura media anual en superficie a nivel mundial será de 0,44 grados centígrados superior a la media correspondiente al período 1961-1990, que es de 14 grados centígrados.

Los valores más elevados se registraron en 1998, cuando las temperaturas en la superficie fueron de 0,54 grados centígrados más que la media de los últimos 30 años. Además, los últimos diez años entre 1995 y 2004, con la excepción de 1996, fueron entre los diez anos más cálidos jamás registrados, según la OMM.

En 2004 las temperaturas en la superficie para el hemisferio norte tendrán un aumento de 0,60 grados centígrados, mientras que en el sur subirán 0,27 respecto a la media. En el hemisferio norte será el cuarto año más cálido desde 1861, y en el sur el quinto.

CONVENIO ESPANA Y ARGENTINA

Espana y Argentina firmarán el próximo ano un convenio de colaboración entre sus institutos meteorológicos para colaborar en las mediciones que se realizarán desde Ushuaia (Patagonia Argentina).

Por otra parte, el agujero de ozono en la Antártica disminuye de tamaño y los expertos consideran que en 30 a 50 anos regresará a los niveles normales. Y la capa de hielo Ártico también disminuye con un 13 por ciento inferior en 2004 al promedio de 1973 a 2003. La capa de hielo Ártico ha descendido un ocho por ciento en los últimos 25 anos.

Finalmente, Jarraud dijo que las informaciones meteorológicas son indispensable para adoptar medidas ante el cambio climático y el uso apropiado de esta información por los políticos puede reducir las consecuencias de este fenómeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *