La estación espacial de Cebreros (Avila) recogerá con la mayor precisión la información de los satélites espaciales

AVILA, 13 (EUROPA PRESS)

La estación espacial de la localidad abulense de Cebreros recogerá con la más precisa tecnología las informaciones que se deriven de los distintos satélites en el espacio, información que llegará mediante un sistema digital.

Así lo puso hoy de manifiesto Valeriano Claros, ingeniero jefe de infraestructuras de la Estación Aeroespacial de Cebreros, quien aseguró que la función principal de esta antena de 40 metros de altura será la de “seguir satélites en el espacio lejano, que se sitúan a 200 ó 300 millones de kilómetros de la tierra, de ahí la necesidad de contar con una parábola muy grande que recoja la energía que mandan los satélites”.

“Con posterioridad, –según las explicaciones durante la visita a la futura estación, que el 30 de septiembre del 2005 podrían entrar en funcionamiento– la energía que envían los satélites se amplifica aquí con receptores muy especificados, que se llaman receptores de muy bajo ruido para que podamos obtener los datos o las imágenes recibidas”.

Además, se trata de una antena de 35 metros de espacio profundo que puede transmitir “una potencia muy grande, de hasta 20 kilowatios de radiofrecuencia para dar órdenes a los satélites desde el centro de control de Alemania” y, al no tener guías de onda y sí espejos parabólicos que reflejan las señales, hace que esta antena tenga una mayor precisión y sea de “última generación”.

La información que se recibirá en primera instancia será una señal de radiofrecuencia, similar a la que se obtiene con la televisión, y después el equipo de la propia estación obtendrá la información enviada desde el satélite, bien si envía una foto o un espectógrafo.

El tercer y último paso para esta moderna antena espacial de Cebreros consistirá en transmitir los datos digitales, que a través de una línea de “muy alta velocidad, de dos megapixeles con el centro de control de Alemania”, país donde los científicos y técnicos estudiarán los mensajes enviados por los satélites.

Asimismo, Claros aseguró que este tipo de antenas poseen un sistema de radiación “muy regulado por las autoridades mundiales y españolas”, y que la de Cebreros no puede transmitir por debajo de 10 grados, es decir, que “siempre lo hace hacia el espacio con frecuencias muy altas que protegen el medio ambiente y no ocasiona peligro de radiación”.

Por su parte, el responsable de la Agencia Espacial Europea, Vicente Gómez, explicó que la misión principal de esta antena será la de seguir a los satélites de la Agencia Europa Espacial que van a visitar los planetas y los cometas, y que se entiende para misiones lejanas “en el espacio profundo”.

En este sentido, Gómez apuntó que el primer usuario de la estación de Cebreros será la misión del Venus Express, a finales del 2005 y principios del 2006, tras ella vendrá la del Smart-2, en noviembre del año 2007, para dar paso a Gaia en el 2010 y Bepi Colombo en el 2012.

Además, se prevé la utilización de esta estación espacial, que iniciará las pruebas de aceptación del sistema en el mes de agosto, para las operaciones de la misión Roseta cuando esté próxima a su cometa-objetivo, incluyendo en este cometa la suelta de la sonda de aterrizaje, en 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *