La mitad de las 180 especies de aves amenazadas en Europa habita en Castilla y León en régimen de protección

El consejero de Medio Ambiente destaca que la CC.AA. se ha convertido en la “gran reserva natural europea”

VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente ha puesto en marcha distintas iniciativas, entre ellas la edición de un libro, para divulgar las 70 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) con que cuenta Castilla y León y su rica biodiversidad, como demuestra el hecho de que 90 de las 180 especies en peligro de extinción en Europa se encuentran en la CC.AA en porcentajes que la convierten en la “gran reserva natural europea”.

En tales términos se expresó hoy el titular de Medio Ambiente, Carlos Fernández Carriedo, quien destacó que distintos países de Europa, tales como Inglaterra, Francia o Italia, han visto desaparecer algunas especies de aves que, sin embargo, cuentan en Castilla y León con numerosas poblaciones. “Es algo de lo que nos podemos sentir orgullosos y que debemos divulgar para que nuestros ciudadanos lo conozcan y empiecen a valorarlo”, apuntó el consejero, en declaraciones recogidas por Europa Press.

A ese objetivo contribuirá la edición de 3.000 ejemplares del libro “La red de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Castilla y León” que la Junta pretende distribuir por bibliotecas, centros educativos y universidades y en el que se especifican la localización de estos espacios, la variedad de las especies que habitan en ellas y sus características.

EL 21 POR CIENTO DEL TERRITORIO

Esta política proteccionista toma como marco de referencia la Directiva 79/409/CEE de Conservación de las Aves Silvestres y la Directiva 92/43/CEE de Hábitat y se ha traducido en la delimitación de 70 ZEPA en las distintas provincias cuya superficie protegida en Castilla y León se eleva casi a los 2 millones de hectáreas, lo que supone el 21,20 por ciento del territorio regional.

Por provincias, León es la que aporta más hectáreas, con un 4,14 por ciento de ese 21 por ciento de superficie total protegida en la CC.AA, seguida de Burgos (2,75), Avila (2,73), Salamanca (2,43), Palencia (2,07), Zamora (1,98), Segovia (1,81), Valladolid (1,79) y Soria (1,50).

Con respecto a Europa, Castilla y León aglutina el 19 por ciento de la población de buitre leonado, el 15,4 por ciento del buitre negro, el 12 por ciento del águila imperial ibérica, el 30,1 por ciento de la avutarda y el 20 por ciento de la alondra de Dupont, mientras que en el ámbito nacional destacan por sus elevados porcentajes las poblaciones de pico mediano (67,3), perdiz pardilla (45,5) y de urogallo cantábrico (29,1).

En este último caso, el consejero incidió en que mientras en otras comunidades como Galicia y Cantabria la presencia del urogallo es testimonial, con 1 y 10 ejemplares, respectivamente, en Castilla y León el número se eleva a 80, lo que, en su opinión, es una prueba más de la acertada política proteccionista desarrollada por la Junta.

Dicha política pretende compatibilizar el desarrollo con la pervivencia de estos hábitat, para lo cual ha puesto en marcha medidas de tipo contractual (convenios con particulares para la gestión del águila imperial ibérica…etc), administrativas y reglamentarias, todo ello con una financiación que en 2005 se elevará a 5,6 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *